domingo, 20 de noviembre de 2011

Cultura maya (IX)


Escultura

El arte maya, como ocurre con todas las expresiones artísticas de todos los pueblos, es el reflejo de su estilo de vida y su cultura. Una de estas expresiones más relevantes es la escultura, en la que destacaron notablemente. Entre las técnicas que aplicaron se encuentran los grabados en alto y bajo relieve; incisión; bulto redondo; y modelado con estuco o barro. Los diversos materiales con los que elaboraron sus bellísimas obras escultóricas van desde la piedra caliza, andesita, arenisca o jade, hasta otros materiales como el barro, el estuco y la madera.

La talla de los mayas es extraordinaria y se recogen en innumerables trabajos, de entre los que destacan estelas, paneles de estuco en los muros interiores de los edificios, hermosas fachadas de templos y palacios, dinteles en las puertas o frisos de las canchas de juego de pelota, columnas, tableros, jambas, escaleras, lápidas y estatuillas, entre otros. La característica más destacada que posee la escultura maya es el equilibrio que logra entre el naturalismo y el estilismo, donde la figura humana es uno de sus fuertes. La contextura de sus representaciones es redonda y fuerte, pronunciada nariz, pómulos salientes y labios gruesos (el superior más saliente que el inferior).

El carácter perecedero de la madera es el motivo principal por lo que son pocas las piezas que han llegado hasta nuestros días en un estado óptimo de conservación. Lo que no resta al pensamiento la posibilidad de que este material fuese utilizado mucho más de lo que pudiera pensarse en un principio. Los especialistas creen que la madera pudiera haber llegado a significar un elemento muy importante en el desarrollo de la escultura maya, principalmente en etapas o periodos más antiguos, de lo contrario no se explica que, de repente, apareciera ya en piedra, perfectamente concebido y terminado, un sistema calendárico tan complicado como el maya. Razonamientos como este es lo que lleva a la conclusión de que todas estas inscripciones debieron de realizarse antes sobre un material más maleable.

Un ejemplo de que la técnica sobre la madera alcanzó cierta perfección la tenemos en los ejemplares conservados en Tikal, que se encuentran entre los mejores en este tipo de esculturas. En cuanto al trabajo en estuco podemos admirarlo en diferentes ciudades, pero es en Palenque donde su esplendor es máximo, donde se encuentran los mejores ejemplos de este arte.

El material estrella de los mayas es sin duda la piedra, al menos es en este soporte donde quedaron plasmadas la mayoría de las representaciones artísticas que llegaron hasta nuestros días. Su proceso de elaboración no marcaba un lugar determinado, se trabajaba tanto en las canteras como en las mismas obras arquitectónicas en marcha. Lo primero que se nos viene al pensamiento cuando se observan las fabulosas obras de arte maya es la calidad de los maestros escultores que elaboraron las esculturas y las técnicas o las herramientas empleadas para producirlas. Los instrumentos utilizados eran, de piedras duras como el basalto y la diorita, pinceles y martillos.

El primer paso que se daba en la realización de las esculturas en piedra era el de alisar el material. Después era el carbón el que se usaba para dibujar los relieves. El tercer paso consistía en tallar las principales líneas de la figura, que se tallaban por medio de dos cortes diagonales sobre la superficie de la piedra, de tal modo que quedase una zona notablemente rehundida. Por último se marcaban las líneas secundarias de la figura, para lo que se realizaban incisiones más o menos profundas, los detalles se indicaban con hendiduras superficiales.

La imagen que muestran las actuales ciudades mayas dictan mucho que desear de lo que fueron en la antigüedad. Los antiguos mayas no veían sus edificios con el color ocre de la piedra tal y como se muestran en la actualidad. Para los mayas los colores tenían mucho significado y para tal desempeño estaban los maestros pintores que entraban en acción inmediatamente después de que los escultores dieran por terminada su labor. Los pintores seguían un patrón muy estricto respecto al simbolismo de los colores, pero con una gran flexibilidad en cuanto al respecto de las líneas marcadas por el escultor.

Al destacar el trabajo del relieve siempre tendríamos que hacerlo a la par de la glífica, pues los dos siguieron una evolución totalmente semejante. La mayoría de los relieves tuvieron como sentido su utilización en las ilustraciones jeroglíficas de las estelas. La mayoría de ellas pertenecen al periodo Clásico. Estas piezas monolíticas más o menos verticales, tienen representadas, bajo la técnica del relieve, una o varias figuras junto a una multitud de signos calendáricos referentes a la fecha de la erección de la estela, que se elaboraban para conmemorar algún hecho significativo, la figura de un gobernante o el paso de un periodo de tiempo de su cuenta calendárica.

Ya sabemos que la religión impregnaba todo el mundo maya, también en sus expresiones artísticas, entre las que no pasan desapersibidos los altares, aunque sean menos comunes. La mayoría de ellos los encontramos en el área del Petén y especialmente en la región del Río Motagua. Estas piezas consisten en una roca de gran tamaño trabajada en forma de un prisma rectangular o cilíndrico, con diversas figuras representadas en sus lados, en bajorrelieve o en altorrelieve tan profundo que llega a ser una escultura casi extinta.

La calidad de sus relieves ha colocado a los dinteles en un lugar preferente del arte maya. Esculpidos y grabados también en su parte inferior, con la intención de que fueran vistos y admirados al cruzar el umbral. Son abundantes en la región del río Usamacinta y, aunque son pocos los que se conservan realizados en madera, se supone que llegaron a ser muy abundantes en otros días de mayor esplendor.

Para finalizar este breve recorrido por el apartado escultórico de los mayas, lo haré mencionando otra especialidad de la que existen una multitud de ejemplares. Los tableros esculpidos y colocados tanto en el interior como en el exterior de los templos. Destacan especialmente los de los diversos templos de Palenque, como es el caso del Tablero de la Cruz Foliada.


Creative Commons License
This work is licensed under a
Creative Commons Attribution-NoDerivs 2.5 License

2 comentarios:

  1. Holaa! :)
    Te queria preguntar cuales son los nombres de todas las esculturas? ;)
    Porfavor!! Respondeme lo antes posibleee XD

    ResponderEliminar