sábado, 27 de febrero de 2010

Perversidad moral y otros pormenores eclesiásticos


La mayoría de las veces que oigo hablar a los portavoces eclesiásticos sobre la moralidad del ser humano me cuesta mantener el sintonizador del aparato receptor encendido, o mantenerlo en el mismo canal emisor. Pocas son las veces que los escucho sin que se me remueva la conciencia, no porque me sienta culpable de lo que dicen, si no por todo lo contrario, me cuesta soportar tanto cinismo como llevan estos personajes sobre sus mensajes, que sólo ven, o quieren ver, la paja en el ojo ajeno. Cada vez que salen a la palestra a imponer sus tesis doctrinales lo hacen culpándonos a los demás de seres inhumanos, de perversos, de inmorales, que como ovejas siempre descarriadas pareciese que todos los males del mundo son parte o producto de nuestros procederes. Todo esto no estaría de más si realmente quienes nos dan la reprimenda lo hicieran siempre con el ejemplo por delante de sus palabras, o apoyándose en él.

Pero, si ya nos cuesta que nos estén reprimiendo constantemente para cuatro días que nos toca vivir, más aún nos molesta, hasta enojarnos, que por cada imposición religiosa que nos quieren imponer salgan a la luz pública un puñado de contradicciones dentro de sus mismas filas, no predican con el ejemplo si no con la contradicción. Es tanto lo que contradicen sus actitudes que uno llega a pensar, no sólo que nos toman por tontos al resto de los mortales, si no que realmente lo que tienen es un problema de salud mental.

Mi cínico favorito es Juan Antonio Martínez Camino, el portavoz de la Conferencia Episcopal Española. De sobra sabemos que ellos, los eclesiásticos, viven de lo que se proponen, nada lo hacen a la ligera y sin ton ni son, es por eso que molesta mucho más sus palabras cuando sabemos de la mala idea que conllevan. Cuesta aceptar que mentes tan malvadas puedan acoger altruismo, no son compatibles, no se puede ser santo y demonio a la vez, y en tal caso, como así parece ser, no debe ni puede uno fiarse por lo que pueda aconsejar el malvado vestido de bondadoso. De sobra es sabido que defienden como nadie sus intereses, no los de los creyentes, cuidado, son dos cuestiones distintas, los feligreses son sólo moneda de cambio para llevar a cabo sus planes. La oposición encarnizada que han llevado a cabo contra la nueva ley del aborto ha llagado a un punto límite, tanto es así que se ha tornado en esperpéntico, porque como sus amenazas disuasivas de la excomunión ya no mueve conciencias, ni afectan a casi nadie, se rasgan sus santificadas vestiduras y tiran a hacer daño con insultos provocadores como mono con revolver, como iracundo desquiciado que no consigue sus propósitos.

Martínez Camino se extralimitó ayer mismo al calificar la recién aprobada ley del aborto por mayoría absoluta en el senado como "licencia para matar a los hijos". Ni que decir tiene que le han llovido las criticas desde todos los frentes sociales, por lo que se considera una ofensa intolerable al sistema democrático, de todos menos del lado conservador, ya conocemos que su complicidad siempre los llevan de la mano a unos y otros, la derecha adinerada no pierde el tiempo en contradecir lo que opinen los de la conferencia episcopal, si no se puede abortar en España se pagan su viaje a cualquier otro país europeo y se aborta en una clínica especializada, problema resuelto. Pero ahí no queda todo el cinismo expuesto por Martínez Camino, a la pregunta de que si también al rey lo excomulgarían como a todos los políticos que aprobaran la ley en el senado, el portavoz dijo: "que el rey tenga que sancionar con su firma una ley es una situación única. No hay ningún otro ciudadano que se encuentre en esa situación. Por tanto, no son posibles los principios generales para una situación única". El aborto en España es legal, aclaración para quien me lea de fuera de nuestras fronteras, lo novedoso es que se puede interrumpir el embarazo durante las 14 primeras semanas de gestación y que también ofrece más garantías de calidad y seguridad a las mujeres.

Un ejemplo de estas contradicciones es lo ocurrido al respecto en Nicaragua, desde principios del siglo pasado era legal el aborto, algo a lo que las mujeres, que son la parte perjudicada en el tema siempre que surgieran complicaciones o fuera fruto de una violación, o alguna otra causa que les pusiera en peligro, podían acogerse legalmente para solucionar sus problemas. Pero los intereses políticos en las últimas elecciones generales del país puso a la iglesia en un lugar privilegiado para pedir su eliminación como derecho, a cambio de apoyar a un partido u otro, lo que a todos los obligó buscando el voto aconsejado por la iglesia católica. El Código Penal reformado entró en vigor en julio del 2008 y derogó estas excepciones para poder abortar. Desde entonces el aborto es ilegal en Nicaragua. Este atraso social ha puesto en peligro a muchas madres, ha permitido que jóvenes que fueron violadas tengan que acarrear con una carga de por vida y hacerse responsable del delito que cometieron sobre ella, y otras como es el caso de Amalia, que le han pronosticado cáncer cuando tiene diez semanas de embarazo. Amalia tiene 27 años, es madre de una hija de diez años, y ahora se ve en la situación de tener que dejar que la enfermedad acabe con ella porque la quimioterapia y tratamiento contra el cáncer le afectará al feto, la disyuntiva los ha puesto entre la espada y la pared a los que luchan contra el aborto, porque de esta manera no defienden la vida de un feto, si no que ponen en peligro de muerte también a la madre, que dejaría huérfana a su hija. Parece que sus conciencias no les han dejado dormir, o quizás sea la opinión pública lo que les afecta, porque han buscado la solución lógica, que se lleve a cabo el tratamiento contra la enfermedad, claro que esto afectará sin duda al feto, pero no se practicará el aborto, solamente habrá que esperar a que lo provoque la quimioterapia y así quedarán limpias sus conciencias antiabortistas.

Sin embargo, no todo el cinismo se vuelca en el tema del aborto, también se esconde en la perversidad con la que nos sorprenden cada día y de distintas maneras. Por ejemplo, el cura de Noez, Toledo, que se ofrecía por Internet como prostituto, con fotos semidesnudo hechas dentro de la misma iglesia, que anteriormente había saqueado las arcas de la Hermandad del Cristo de la Salud del pueblo, alrededor de 17.000 euros, y que también intentó vender un cuadro al óleo de San Jerónimo, fechado en el siglo XVII y perteneciente a la parroquia. O el cura que ha entrado en prisión por tráfico de drogas en la cárcel. El clérigo en cuestión organizaba la compra de la droga y su distribución en la cárcel de Topas, en Salamanca, sirviéndose de su condición y la facilidad que tenía para entrar y salir de la prisión. No es una actitud ésta ocasional, son muchos los casos que se dan a menudo y que pasan desapercibidos entre tantas noticias, como la que hace unos días nos sorprendía de igual manera. La asociación de vecinos de Paraños, en Covelo, acusaba a la iglesia de haber vendido la casa rectoral sin consentimiento de la parroquia. Aseguraban que fue vendida a principios del 2009 por 60.000 euros y ahora se puede comprar por Internet por 679.000 euros. Los vecinos cuentan que la casa data de 1870 como residencia del cura y los feligreses han corrido con los gastos de mantenimiento desde entonces. Llevaba sin estar habitada desde 1990 y en el 2003 el cura les comunicó que la casa se la iban a ceder a una familia por 23 años, con la condición de que la restaurasen y también el retablo de la iglesia. Se efectuó la cesión y comenzaron las obras, se construyó una piscina en la finca, se colocó un portón eléctrico y se hicieron una serie de mejoras. Como consecuencia del gasto los inquilinos piden un tiempo de cesión más prolongado, esta es al menos la versión de el obispado, pero sus abogados les desaconsejan que se prolongue, por lo que deciden vender la casa por 60.000 euros. Los vecinos se sorprendieron al ver que la casa se vendía por Internet y acudieron al registro de la propiedad, donde pudieron comprobar que los nuevos dueños son dos. Han creado una comisión y se niegan a que el cura vuelva al pueblo, piden que les den una compensación por los 200 años que los vecinos han mantenido el inmueble y aseguran que se sienten engañados, por lo que advierten a otras parroquias de los pueblos vecinos, donde son dirigidas por el mismo cura.

Por último les propondré una acción altruista, caritativa, apadrinen a un cura por Internet. Tienen la oportunidad de hacer una buena obra con 6 euros al mes, que le permitirá estudiar a 354 seminaristas de los Legionarios de Cristo, que cuentan con las simpatías, entre otros, de Alicia Koplowitz, una de las mujeres más ricas del país, y personajes tan sublimes como Ana Botella, sí, la mujer de Aznar, aquella que puso el ejemplo de peras y manzanas refiriéndose a la homosexualidad. Que contradicción, cuanto cinismo, luchar contra los derechos de los homosexuales y apoyar a la secta religiosa ultraderechista que fundó el famoso pedófilo mexicano Marcial Maciel, a la que sus compatriotas llaman "Los Millonarios de Cristo". Uno de los principales consejeros y aliados de Juan Pablo II, el Papa de los dictadores y combatiente contra los sacerdotes izquierdistas de la Teología de la Liberación, la iglesia de los pobres.

1 comentario:

  1. Pues cuanto me gustaría decir que lo que has escrito es mentira, pero como negar lo innegable, y es que cada caso que vamos descubriendo de este tema es mas aterrador y triste que el anterior...

    Te dire que yo creo en Dios y me considero una persona cristiana, y me indigna rotundamente como "algunos supuestos católicos y otros llamados cristinos" se burlan de nuestras creencias y de la fe de muchos para cometer violaciones, actos de corrupción y demas cosas ofensivas y dañinas.. es horrible ver como algunos "sacerdotes y pastores" que deberian predicar con el ejemplo viven en vidas de pecados e inmoralidad... (algo que supuestamente deberían repelar es su modo de vida)

    Es por gente con actitud tan negativa como estas que muchas dudan de si verdaderamente Dios existe (conste yo respeto lo que crea cada quien), pero es feo ver que por el error de algunos, se juzguen a muchos otros..pero Dios mismo dijo que abran "lobos que se disfrazaran de ovejas" y que vendrán a engañar a muchos.. y para muestra un botón.. nos basta con leer tu escrito y añadir a estas una que otra noticia.. solo te diré ojala se arrepientan de sus actos grotescos y pidan perdón a Dios y a las personas que han dañado.. debería de haber un castigo fuerte para estas personas.. pero como tu dices tienen sus mañas para salirse de estas...

    ResponderEliminar