viernes, 13 de noviembre de 2009

La explotación globalizada


-Aquella tarde, cruzando el puente del lado oeste de la ciudad, comprendí que me estaba exponiendo a un serio peligro si no cambiaba mis hábitos y costumbres, la sociedad había perdido el sentido común y las personas habíamos dejado de serlo para convertirnos en un número consumista, como autómatas al servicio del mercado. Las grandes marcas comerciales se habían apropiado del mercado global y sus campañas publicitarias nos concienciaban que un nuevo orden mundial era necesario si no queríamos vivir otra extinción, la sexta, como les sucedió a otros seres vivos del planeta. No todo aquello parecía entrar dentro de la lógica, pero sus continuas campañas en pro de un sistema más justo, donde todos viviéramos y trabajáramos para todos y de todos, obligaba a nuestras conciencias a ser solidarios, aunque a primera vista el nuevo sistema no mostrara nada más que explotación y esclavitud, laboral y social, la libertad se quedaba en el camino y las grandes marcas se adueñaban de los seres humanos en todos sus conceptos.

Lejko le contaba a su nieto pasajes de la revolución vivida varias décadas atrás, que cambiaron el mundo y el sentido de la humanidad, derrocando un sistema capitalista que se estableció sin derramamiento de sangre ni golpes de estado con protagonismo militar, sólo a golpes de publicidad.

-Tuve que decidirme por guardar las ropas de más calidad para cuando llegara el invierno y usarlas debajo de las prendas establecidas por la junta gubernamental mundial, para combatir el frío; todo lo que me pudiera comprometer por falta de marca oficial y por no haberlas destruido en el plazo fijado por las autoridades lo fui sacando al atardecer cuando la luz del día se iba perdiendo y las depositaba en las trituradoras de los recolectores de basura. ¡Tuve mucha suerte! Nunca coincidí con nadie que me delatara y perder así la cedula del permiso de transeúnte, me hubiera costado mucho tiempo de prisión preventiva hasta que decidieran que hacer conmigo y a qué campo industrial de trabajo me destinarían.
Las últimas semanas fueron un acoso constante pidiendo a la población la colaboración para luchar contra los opositores al régimen. No se podía usar ninguna prenda de vestir que no llevara el código de seguridad incrustado en sus hilos, no nos podíamos escabullir de las normas establecidas cada vez que pasábamos junto a un detector instalado en cualquier lugar y cada día más numerosos. Si los hilos no eran los oficiales saltaba la alarma y en segundos aparecía una patrulla de agentes del nuevo orden para detenernos.

-Entonces abuelo, ¿no existían los gobiernos como ahora?
-No Tevri. Las marcas se habían ido absorviendo hasta quedar un puñado reducido de ellas y antes de iniciar una guerra comercial que las debilitara y perder así el control del comercio global decidieron unirse, de esta manera acumularon tanto poder que consiguieron derrocar a los gobiernos de los países libres. La alianza que hicieron junto a otras multinacionales de otros sectores industriales y con las asociaciones defensoras de los derechos de autor relacionados con la cultura, propiciaron el nuevo orden que nos esclavizó por unos años y que nos llegaron a parecer siglos.
Varios años antes había ocurrido igual con todo lo relacionado con la cultura, los autores creadores eran sólo los oficiales y propuestos por la junta gobernante, se quemaron libros y destruyeron copias musicales de cualquier tiempo y época pasada, fue la manera que eligieron para convertir la cultura en mera propaganda oficialista.

-¿Cómo surgió la insurrección de los ciudadanos?-preguntaba Tevri.
-Nos sublevamos contra lo establecido porque era imposible vivir de aquella manera impuesta. La mayoría de la población del planeta no estaba de acuerdo con lo obligado y añorábamos otros tiempos donde la libertad era tan necesaria como el alimento, los mayores no querían que las nuevas generaciones crecieran sin conocer lo que ese sentimiento de libertad supone, así que se fueron creando grupos de guerrilleros urbanos que se encargaban de pintar mensajes alusivos a la revolución y contra la junta gobernante. Los mensajes duraban poco tiempo en las paredes, las pinturas eran con tintes naturales y si no era la lluvia la que los borraba eran las brigadas antiopositora las que las eliminaban al día siguiente. Después fueron los detectores públicos los elegidos a destruir, para que no detectaran las copias piratas ni lo creado fuera de su control, hasta que poco a poco el esfuerzo de los ciudadanos nos devolvió la libertad perdida y la forma de vida deseada y añorada. Las marcas se prohibieron y el derecho a elegir y a no ser explotados se recuperó.

Tevri se dormía mientras su abuelo le contaba sus "batallitas" y el niño ya parecía haberse arrojado a los brazos de Morfeo. Lejko le arropó hasta el cuello para que no sintiera frío y con mucho sigilo se levantó de la cama de su nieto, donde estaba sentado, y apagó la tenue luz de la lámpara. Abrió la puerta del dormitorio y cuando salía, a punto de cerrar la puerta, Tevri, que parecía dormido, le preguntó:
-¡Abuelo! ¿Me comprarás para la celebración del Día de la Revolución los zapatos color mercurio como los que llevan mis amigos?
-¡Claro que sí, Tevri! Pero eso será más adelante, ahora a dormir. Hasta mañana.
-¡Buenas noches!


No es descabellado pensar que una situación como la que expongo pudiera suceder, las grandes compañías multinacionales son un monstruo que devora cualquier tipo de dignidad del ser humano. No importa hasta dónde haya que llegar con tal de continuar subiendo enteros en las cotizaciones en bolsa y explotando si es necesario a los más pobres entre los pobres. Buscan como lobos hambrientos a sus víctimas y para ello recorren el mundo subdesarrollado en busca de mano de obra barata con lo que aumentar sus beneficios. La explotación humana y de los recursos del planeta es la más importante de sus tácticas comerciales, para vendérnoslo luego con papel celofán y con la mejor cara, sin mostrar el abuso, vejaciones y explotación que esconden detrás y que llevan a cabo en todos los rincones del mundo. Somos nosotros, los consumidores, los que tenemos que poner paro y remedio a estas prácticas indignas que llevan a niños que apenas comenzaron a caminar a encadenarlos a sus puestos de trabajo para que no huyan y se escapen de la esclavitud que sufren y a la que están sometidos. Sus sueldos son míseros cuando los hay, en otras ocasiones son explotados y esclavizados por el alimento y un rincón en el suelo para dormir.

Si lo que expongo en el relato de ficción puede parecer duro, para muchas personas hoy en día y en muchas partes del planeta este mundo ficticio les pudiera parecer el paraíso. Las situaciones actuales en las que viven muchas personas en muchos países subdesarrollados deberían de avergonzarnos y obligarnos a revelarnos contra este orden comercial establecido. Nosotros los consumidores somos tan culpables como las grandes compañías explotadoras, por nuestra complicidad consumiendo esos productos que son fruto del abuso y la explotación, tanto en potencial humano como en las materias naturales extraídas y usurpadas a sus legítimos dueños en los países pobres. No escondas tu crueldad tras una marca comercial que sólo alimenta tu ego y vanidad, no se puede presumir cuando lo que se consume es fruto de la explotación humana. La explotación laboral en el mundo mata cada año a 700 veces más personas que el atentado del 11s de las Torres Gemelas.











http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

2 comentarios:

  1. he leido sociologos de la escuela de frankfurt, qudicen mas o menos al aparecer la caido del muro de berlin, se produjo el desequilibrio mundial, al no tener enemigo a quien acechar y tmien que el mundo se ha convertido en una aldea global, por esat cuestion que produce la globalizacion que es la fragmentacion delibera,pue es mas facil tener el domino....te comento esto al pasar porque lo que has escrito merece un analisis profuno y lo asocie de inmediato con lo que relatas...es duro, es fuerte, es amargo, pero ES...y no hay vuelta de hoja
    gracias por tu visita
    y si comparteo que las minusculasson mas interesantes de leer
    un abrazo
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar