viernes, 16 de octubre de 2009

Ay, Nicaragua, nicaragüita


"Ay, Nicaragua, nicaragüita, la flor más linda de mi querer, abonada con la bendita nicaragüita sangre de Diriangén". Este es el estribillo de una hermosa canción creada por Carlos Mejía Godoy, el cantor de Somoto, es el himno del corazón, no el oficial que obliga a cuadrarse respetuosamente cuando suena en acontecimientos oficiales, es la canción que Mejía Godoy hizo con el alma para que sus compatriotas nicaragüenses la cantasen con el corazón. Diriangén es el héroe indígena nacional, cacique de Diriamba y jefe de los Chorotegas, que luchó contra los invasores españoles y que según cuenta la leyenda se convirtió en jaguar cuando se despeñó desde el cerro Apastepe, para evitar ser apresado por los barbudos enemigos europeos. Esta bendita tierra, a la que quiero como a la mía propia, es patria de héroes, de luchas heroicas y de episodios épicos, fruto de su historia convulsa siempre buscando la dignidad del pueblo, tratando de deshacerce de los totalitarios personajes que no dejan de aflorar en sus anales, como si de un mal endémico se tratara, no acaban de derrocar a un dictador cuando ya tienen a otro en puertas. Quizás sea por la propia nobleza del nicaragüense, por la confianza que ponen en sus "salvadores", que les prometen la solución de sus males y hasta la salvación divina si la solicitan, pero cuando llegan al poder siempre es demasiado tarde, o hay que tirarse al monte o salir por la tremenda con derramamientos de sangre de gente inocente que lucha por sus derechos y libertades.

El último de estos "salvadores" siempre me sirve como ejemplo de cómo no se debe de ser, de lo peor y más negativo para un pueblo. No es nuevo mi rechazo contra Daniel Ortega, personaje admirado años atrás cuando la Revolución Sandinista recién triunfaba y se sacudía de la saga de tiranos dictadores de los Somoza, que se habían adueñado del país. Pero han tenido que pasar los años y visitar varias veces la tierra de Sandino para darme cuenta de que también yo estaba equivocado y que también a mí me engatusó con sus cantos de sirenas, con sus alegatos en favor de los pobres del mundo, por el socialismo y la libertad, contra los oligarcas y los imperialismos. Nicaragua siempre está en mi corazón, la oportunidad que me ha dado la providencia de conocerla y de disfrutar de la amistad y acogida de sus gentes no ha pasado desapercibida para mis sentimientos, la vivo a diario y a sus acontecimientos sociales, políticos y culturales. Por eso la veo como un emigrante, como un nica que siente a su patria en la distancia, esto me ha hecho conocer la realidad actual de lo que ocurre en el segundo país más pobre de América. Según cuenta el último informe sobre Desarrollo Humano emitido por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en el que revelan que casi la mitad de la población nicaragüense está en el umbral de la pobreza, el 47.9%, de la cual un 15.8% vive con 1'25 dólar al día, mientras que un 31.8 lo hace con un ingreso que no pasa de los 2 dólares diarios.

Esta situación no es nueva en Nicaragua, algunos como excusa podrían defenderse con que "esto ya viene de lejos", para evitar culpar al actual mandatario de cómo viven la mayoría de los nicaragüenses. Pero para mí es todo lo contrario, desde enero del 2007 en que tomó posesión como presidente de la nación no se han cumplido ninguna de sus promesas electorales y que hicieron ganarse la confianza de un 38% de los desfavorecidos, que en otro país quizás no serían suficientes votos como para dirigir el gobierno, pero ya conocemos la historia y la corrupción de algunos de sus políticos anteriores que a cambio de librarse de la justicia le dieron su apoyo mediante acuerdos-chantaje. Ni el "hambre cero", que pregonaba en la campaña electoral, ni "desempleo cero", ni gobierno de "reconciliación nacional", ni nada de nada, nada de lo que prometió ha cumplido, al contrario, la situación del país se vuelve insostenible mientras la "familia real" Ortega-Murillo viven en la más descarada de las opulencias y derroches a los ojos hambrientos de su pueblo.

El nicaragüense medio que tiene la suerte de disfrutar un puesto de trabajo recibe de sueldo algo más de 100 dólares al mes, y los precios de los productos básicos se acercan mucho a los que podemos tener en un país como España, mientras que los nuevos dirigentes políticos se han convertido en los nuevos oligarcas, apareciendo cada día en las páginas de los diarios las mansiones que se construyen en las mejores tierras del país, la corrupción orteguista es tal que la familia gobernante se he adueñado de todas las empresas más productivas de Nicaragua, entre las que cuenta la adquisición de un paquete importante de acciones de Fenosa, la empresa que distribuye la energía en el país hermano y que hasta hace poco era objeto de las mayores críticas y ataques verbales. Ahora tener luz eléctrica en los hogares se ha convertido en un artículo de lujo y a unos precios desorbitados. Ha comprado el mejor hotel de Managua, las mejores empresas ganaderas del país y un montón de propiedades que cada día salen a la luz en las portadas de los diarios más importantes, con un derroche desvergonzado de los dineros de los contribuyentes y con el petróleo subvencionado por su amigo Hugo Chávez, petróleo que los nicas tendrán que pagar y que sin control se desvía a las empresas familiares de Ortega. Otras de las promesas incumplidas es el programa "desempleo cero", no se pueden encontrar más mentiras que las que prometió en su día para llegar al poder respecto a este tema. Son 11.000 los empleados públicos despedidos desde que llegó al poder, son cifras denunciadas por sindicatos laborales y ante la Comisión permanente de Derechos Humanos, la Federación Democrática de Trabajadores del Servicio Público. Los trabajadores despedidos representan el 12% de los empleados públicos que laboran en las 51 instituciones públicas del país.

Con relación a una vivienda digna y "casas para el pueblo", podemos encontrar que las viviendas entregadas por Daniel Ortega son cobradas por una empresa privada, supuestamente también bajo el control orteguista, y ya surgieron los primeros problemas al poco tiempo de ser entregadas, las familias no pueden pagar esos precios tan elevados para sus sueldos, 80 dólares al mes, de los que se han beneficiado entre ellos 150 maestros, uno de los colectivos más favorecidos en cuanto a salarios, que sobrepasan por poco los 100 dólares. Los agraciados tendrán que pagar 15.100 dólares por cada una de las casas construidas de bloque y 14.000 dólares por las hechas con losetas. Podríamos decir que tuvieron suerte los nuevos inquilinos pues el alquiler de una vivienda sin pretensiones especiales supera los 100 dólares al mes. La sociedad está polarizada y los demócratas que intentan manifestarse son atacados por las turbas orteguistas, no importa si hay niños, ancianos, políticos de cualquier rango público, la represión se ha adueñado de cualquier tipo de manifestación pública y sólo la minoría orteguista puede manifestarse a sus anchas por la vía pública.

Y mientras el país va de mal en peor y las veces que, ya van tres en este curso político, ha tenido que modificar y recortar los presupuestos, fruto de la falta de ingresos que suponía la colaboración donante de otros países como castigo por la descarada manipulación y robo en las últimas elecciones municipales en el país y la crisis que atosiga a todo el mundo, los lujos y derroches de los Ortega-Murillo no dejan de escandalizar a los nicaragüenses, ya casi nadie confía en lo que Ortega pueda hacer por ellos, en las últimas encuestas su popularidad, que no era mucha, ha bajado de manera alarmante y sólo los beneficiados del régimen apoyan su continuidad en el poder. Sin embargo esto no parece importarle mucho al ex-guerrillero, que busca perpetuarse en el poder, ni a su familia, que continúa viajando con el matrimonio allí donde van por cualquier parte del mundo, un sequito de acompañantes desde hijos, hijos políticos, y demás familiares, todo un avión y vacaciones para cada desplazamiento siempre repleto de invitados y a gastos pagados por el bolsillo de los nicaragüenses. Como prueba de ese derroche pondré el agua que bebe el matrimonio y que la llevan exclusivamente de Europa, no toman agua del grifo como la mayoría de los ciudadanos, ni siquiera purificada y embotellada del país, si no del manantial de Vergèze, Francia, el agua que bebe la gente más distinguida, la de la marca Perrier.

Para cerrar este puñado de irrespetuosidades por parte de un mandatario a su pueblo, seguiré la línea con la que comencé el escrito, la de los héroes. Hace unos días leí en el Nuevo Diario de Nicaragua, la última de las usurpaciones, en este caso a la historia, porque de todos es sabido que Daniel Ortega no combatió como guerrillero, él no se expuso ante el peligro al igual que sus compañeros de revolución, de los que quedan pocos que no se hayan enemistado por su totalitarismo, y a la mayoría los ha ido persiguiendo hasta eliminarlos, desde los que eran más inteligentes y populares que él hasta los que podrían serlo en el futuro. No se ha conformado sólo dentro del Frente Sandinista, si no también los ha perseguido cuando abandonaron la formación, hasta el punto de quitarle la personalidad jurídica al Frente Renovador Sandinista MRS, grupo que aglutina los verdaderos sandinistas demócratas y antiguos compañeros revolucionarios de Ortega. Como digo, leí recientemente que se ha inaugurado un nuevo museo en Managua, el Museo de la Victoria Sandinista, compuesto básicamente con fotografías de los frentes insurreccionales, en las que, exceptuando a Edén Pastora y a Germán Pomares, no aparecen sus protagonistas, y sí el presidente Daniel Ortega. No le basta con lo social, político y económico, también con la historia, ninguno de los héroes de cada gesta como Dora María, Leticia, Carlos Núñez, Joaquín Cuadra, Willian Ramírez u otros que arriesgaron sus vidas contra la dictadura de Somoza aparecen en las fotografías, en cambio Ortega, que no dio ni un solo tiro, aparece en cada frente como el único y más importante de la revolución nicaragüense.










http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

4 comentarios:

  1. Gracias Antonio por este post tan solidario e instructivo a la vez. Eres una persona con empatía, que siente el dolor ajeno, e intenta cambiar el mundo. Ojala todos siguieran tu camino. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ay que pretendo? quelatinoamerica sea un espacio sin muerte,sin pobreza? africa seremos si asi vamos...
    bien antonio estuve ocupada por mi salud,4 meses sin salir por repeticion de infecciones en pulmon,bronquios, es demasiado...escribi mucho pero no se si bueno, solo me resta esperar el resultado del ultimo estudio que estara el viernes y estoy muy ansiosa! mucho ahi se define que fue o que es...leiste mi ultimo libro?...espero que si, la discipula salio al ruedo esta vez sola...y me quedo en la plataforma libra y punto,por lo menos ahi comentan! algo...
    tu como estas? espero que bien...un abrazo ennorme amigo mio,cordobes
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com
    y encima me meti en una competencia de blogs...no se si pueda con tanto, en el mientras tanto estoy muy ansiosa y no quiero contagiar de ello mis comentarios o escritos
    abrazo

    ResponderEliminar
  3. solamente GRACIAS! estoy muy tensa mñana viernes estara el resultado...tensa como cuerda de violin,he dormido mal, en fin mi medico me sugirio que tomara un ansiolitico,porque el stres de esperar un resultado y diagnostico, enferma mucho mas que la misma enfermedad
    con cariño ah si publique otro libro,segun me dejera una poeta chilena, las prosas le sugirieron
    cartas...y si releyendo el borrdor, es una muy buena apreciacion...
    bueno amigzo nos vemos
    un abrazo
    lidia-la escriba
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Tenia tiempo de no ocurrir a tu blog amigo por la falta de tiempo principalmente y lo lamento. Estoy de acuerdo contigo en la dolorosa realidad impuesta a un pueblo noble y combativo. Para mi Daniel Ortega y sus compinches y patrocinadores son la nueva derecha, la peor de las derechas posibles, la que surge de la degeneración de un movimiento revolucionario y se constituye para oprimir y esquilmar a una sociedad. A sabiendas que una persona de derecha es respetable, aunque no comparta muchas de sus ideas. en este caso no me merece ningun respeto a estos derechistas disfrazados de encantadores de pobres. A veces como ha pasado variea veces en mi país, pueblo hay, lo que falta son ciudadanos, el rango superior de una nacionalidad y tal y como pasa también en mi país es que la miseria deja pocas alternativas. El ideal igualitario y justiciero de Sandino o Zapata permenece, no en los huecos discursos de sus usufructuarios ideologicos, sino en la aspiración humana a la igualdad y la fraternidad, al pan compartido, al abrazo de los desposeídos, a la obligación de los que por fortuna podemos llevarnos un pan a la boca y aún mas podemos expresarnos, para no callar por lo menos, a no aplaudir a estos tiranuelos. Hay un dicho en México, no se sí también se diga en otras latitudes hispanohablantes "Cuando engorda el Quijote, deja de serlo". Daniel Ortega es un obeso ladrón y miserable ex revolucionario. Saludos amigo de nueva cuenta

    ResponderEliminar