miércoles, 6 de mayo de 2009

Dictaduras Bolivarianas y el Cóndor siniestro


Volver la vista atrás y repasar la historia latinoamericana más reciente, en concreto la de la última mitad del siglo XX, es toparse con los episodios más tristes y terroríficos que se pueda uno imaginar, donde el imperio estadounidense se ganó a pulso todos los peores calificativos posibles que se le puedan dedicar, a partir de asesino. Entre los años 60 y 80 casi todos los países latinoamericanos estuvieron bajo el yugo opresor de la C.I.A, que apoyó y auspició a todas las dictaduras militares que sembraron el terror en la totalidad del continente americano. Pero a partir de la última década del siglo pasado las luces de la democracia comenzaron a alumbrar en la mayoría de países hispano parlantes, entre la amargura de quienes buscaban todavía a sus seres queridos, desaparecidos por dichas dictaduras militares establecidas, y la lucha de todo el continente, a la conquista de la libertad y la justicia, por la democracia. Todos los países latinoamericanos sufrieron la opresión, las injusticias, de sus gobiernos corruptos y asesinos, por parte de la política norteamericana, que no solo los mantenían en el poder si no que además dictaban la manera de reprimir a todos los países, a todos los pueblos opositores y con miras de simpatía a otras ideologías marxistas, comunistas, socialistas... con las técnicas de torturas y de como hacer desaparecer a sus opositores, manuales y especialistas del terror que se doctoraron en la conocida Escuela de Las Américas.
Sin embargo, el fin de la guerra fría puso termino a tanta crueldad, las libertades y los derechos de los individuos se fueron convirtiendo en propiedad de cada uno y la esperanza en el progreso se fue afianzando entre los pueblos que, incluso sumergidos en la pobreza y necesidades básicas, recuperaban la dignidad como arma para combatir a las adversidades y con la vista siempre puesta en el futuro. No se puede olvidar tanto terror y tanta crueldad como la que sufrieron no sólo en el hemisferio sur, también Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Panamá, Venezuela... sería nombrarlos a todos prácticamente, y en todos ellos agarró el germen anti-norteamericano, serán necesarias algunas generaciones las que tengan que pasar para tener otro concepto diferente sobre los vecinos del norte. Pero ese sentimiento anti-yanki, que se respira por todos los rincones de Latinoamérica, se puede convertir en un revés hacia el mismo pueblo, cuando lo utilizan maliciosamente los que se proclaman salvadores de la patria, anti-imperialistas y no sé cuantas milongas más. Lo cierto es que la pobreza se estableció en la mayoría de los países y en otros convive con la opulencia de unos pocos, las diferencias sociales se hacen más pronunciadas y cuando los seres humanos vivimos en la precariedad nos hacemos más vulnerables, es ahí, cuando los avispados y desalmados nos convencen con poco, sólo proclamando lo que la mayoría queremos o necesitamos oír.

Es evidente que no existe receta ni formula infalible contra la pobreza, o al menos no la quieren poner en práctica, pero si hay una línea a seguir más resultante que cualquier otra esta es la de la honradez de los gobernantes en un escenario democrático, con la alternancia de los partidos políticos y con los poderes del estado siempre en posición del pueblo, de sus ciudadanos, todo lo demás son barreras para el desarrollo del progreso y la paz de las naciones.
Mi experiencia propia como niño en una dictadura fascista me pone en una posición privilegiada al respecto, no obstante tuve la suerte de ir creciendo en mi adolescencia con la democracia y de vivir en una de las épocas más fructíferas que se han conocido en mi país a lo largo de toda su historia. Quizás en otros tiempos España se mostraba ante el mundo como un imperio pero para los ciudadanos nunca antes fue mejor que ahora y esto ha sido gracias a estos pilares antes mencionados. Mil veces que hable de política mil veces defenderé mi anti-radicalismo, los extremismos son los peores consejeros, los peores enemigos que un pueblo puede tener, cuando se trata de avances para la sociedad, solamente cuando se comparte una meta en común se consiguen retos, por lo demás es retroceder, perder el tiempo en contra de nuestros propios intereses; cuando las sociedades conviven en armonía y respeto los frutos recompensan.
Ese auto-proclamado y defendido anti-radicalismo me lleva a estar en contra de las nuevas dictaduras mal llamadas socialistas del siglo XXI o Bolivarianas, no las comparto. Mi pensamiento o ideología está clara a estas alturas del partido, dicho en términos futboleros, pero mi sentimiento democrático me dice que para un entendimiento con el que piensa diferente tengo que ceder, negociar, nunca tratar de imponer mis ideales, esto sólo provocaría que trataran de imponerme sus planteamientos los de distinto parecer. La democracia comienza con el respeto hacia el que opina diferente. Por eso rechazo también a las nuevas dictaduras de izquierdas, porque el respeto hacia el contrario deja de existir, pero no sólo al que piensa de distinta manera, de igual modo termina por convertirse en un arma arrojadiza y cuando nos damos cuenta somos víctimas de nuestro propio ideal. Como en el caso de Cuba, su revolución tuvo sentido mientras la guerra fría existió, aunque desde el mismo momento en que Fulgencio Batista fue derrocado, su dictadura fue reemplazada por otra, en este caso contraria, pero al fin y al cabo otra dictadura. Son innumerables los cubanos que participaron en la revolución, para después encontrarse como pago la represión por parte de sus propios compañeros de lucha, en muchos casos pagaron con su propia vida la osadía de luchar contra una dictadura establecida, por orden de los nuevos lideres a los que apoyaron hacia el poder. Habría que preguntarse para qué sirvió tanto radicalismo, tanta lucha inútil... sólo vivieron plácidamente los que se instalaron en el poder y los afines o perros de presa de la represión, la totalidad del pueblo vive envuelto desde entonces entre el discurso gubernamental de un sueño utópico, épico, y las necesidades básicas para sobrevivir.
Pocos minutos antes de comenzar este escrito estuve dialogando, chateando, por Internet con mi estimado amigo Silvio, de Nicaragua. Lo hacemos muy a menudo desde que se marchó a su país, nos conocimos aquí, en Córdoba, mientras estudiaba y desde que retornó he ido dos veces a visitarlo. En esas dos oportunidades que he tenido de poder comprobar la realidad en la que viven los nicaragüenses he visto como se puede engañar a un país, víctima de tantos avatares bélicos, dictatoriales, de gobiernos corruptos, de luchas ideológicas constantes y con el mismo fin, de políticos desvergonzados que utilizan el transfuguismo para enriquecerse. De cómo el dictador Daniel Ortega, uno de los componentes de la nueva hornada de dictadores, se está convirtiendo en uno de los más adinerados de Latinoamérica a costa de su pueblo mientras éste se sume en la miseria, de cómo llegó al poder engañando al pueblo, del robo de elecciones y de la violencia desatada contra los manifestantes cívicos y pacíficos que pedían sus derechos por parte de furibundos pagados por el mismo gobierno para evitar manifestarse y un sin fin de injusticias que serían innumerables.
Hoy mi amigo Silvio, progresista y demócrata como yo, y sandinista que luchó en las montañas contra la "Contra", cuando era casi un niño todavía, me ha puesto al tanto de lo que acontece, ya en descarada dictadura. La persecución contra los opositores de Daniel Ortega, los que no comulgan con sus prácticas dictatoriales y que son cerca del 70% de los nicaragüenses; en todos los barrios se organizan reuniones por los C.P.C. (consejos del poder ciudadano) y los que no acuden a esas reuniones se toman por opositores al régimen sandinista y comienzan a ser perseguidos. Desde hace varios años, desde que llegó al poder Ortega, temí que la débil y joven democracia sufriera un serio revés, con la cantidad de sangre inocente que se derramó para conseguirla, pero hoy me he dado cuenta de que la democracia nicaragüense fue ya devorada hace tiempo por la actual dictadura. Lo que me lleva a recordar a las dictaduras latinoamericanas del siglo pasado, donde como ahora, se unieron para perseguir a los opositores, a los que pensaban diferente y que se conoce por la Operación Cóndor, donde la C.I.A. sembró el terror. Ahora los protagonistas son otros, el contexto diferente, pero la sombra siniestra del "Cóndor Asesino" planea de nuevo, aunque en esta ocasión sobrevuela disfrazada de bolivariana.





http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

5 comentarios:

  1. Pobre Simón Bolívar, para lo que ha servido su nombre, tapadera de sinvergüenzas y una "ideología" abigarrada y mentirosa. En México nos salvamos por un pelo, de un delirante semejante, milagro de la guadalupana debió ser. Repartir el tesoro público, como un medio para lograr la justicia social sólo ha servido para enriquecer a los repartidores. En México tenemos varios refranes que dice "El que reparte el oro, el polvo le queda" y "El que parte y reparte, le toca la mejor parte" Tal es el sino del pillo de Daniel Ortega. No hay mejor justicia que una buena lana (dinero) en el bolsillo, se logra con estado de derecho y desarrollo económico y no con la dádiva. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  2. Lo frustrante y desesperanzador es la manipulación que estos chabacanos hacen de la memoria histórica y los símbolos revolucionarios, de esa manera están matando cualquier posibilidad de que realmente las ideologías correctamente aplicadas nos ayuden a enderezar el rumbo en nuestros empobrecidos países latinoamericanos. Ya en varias ocasiones hemos expresado que Daniel Ortega no es Sandinista, como Chávez no es Bolivariano, ambos son una parejita de energúmenos demagogos y léperos que han sabido manipular a las masas de desposeídos que habitan nuestros respectivos pueblos. Es importante continuar denunciando estas realidades y dejar bien claro que estos Dictadores de nuevo cuño no representan los verdaderos ideales que nos inspiran los próceres de quienes abusivamente se usurpan los nombres en cada caso.

    ResponderEliminar
  3. señores por lo visto ustedes no son de venezuela asi que les pido muy respetuosamente que por favor no hablen u opinen sin fundamento alguno sobre mi país o sobre el Presidente Consitucional del la República Bolivariana de Venezuela el cual fue electo democráticamente y a tenido mas de 14 procesos electorales y los ha ganado junto al pueblo de manera aplastante sobre el sector opositor apátrida de mi país.en primer lugar les voy a pedir que respeten a los gobiernos y pueblos de los demas países ya que los gobiernos de Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega tambien fueron electos democraticamente y de manera soberana. como pueden ustedes decir dictaduras bolivarianas?? ahí se nota el bajo conocimiento de historia y la ignorancia de ustedes acerca la la situación actual de mi patria Venezuela. como pueden decir que en mi país hay dictadura si aqui hay tal magnitud de libertinaje que llega al punto que salga un supuesto periodista insultando al presidente, despues sale otro "periodista" diciendo hay que matar a Chavez, y que despues salga el director de un medio de comunicación privado diciendo que el presidente se tiene que cuidar por que va a morir como mussolini?? señores no les parece eso demasiado libertinaje ademas de que estan incurriendo en delito terrorismo comunicacional..aqui hay libertad de expresión hasta para regalar y aqui ninguno de esos sujetos estan en la carcel. le hago una pregunta al señor Alejandro Monzón..que pasaría en México si salieran varios periodistas y directores de medios privados diciendo que hay que matar al Presidente Calderón o que se cuide por que va a morir o cosas así?? digame usted que pasaría, digame usted que harían las autoridades y cual sería la respuesta del pueblo a eso?? y dejeme decirle que Simón Bolívar debe estar muy Feliz, primero por que el pueblo venezolano por fin es respetado por el gobierno, por que por fin se cumple las ordenes del pueblo que es la voz de Dios, y por que ningun presidente en Venezuela habia hecho tanto por el país, ningun presidente se habia preocupado tanto por el pueblo pobre que siempre habia sido olvidado, perseguido, maltratado y asesinado, ningun presidente habia despertado tanto el sentimiento nacionalista y patriota en venezuela como mi comandante Hugo Chavez..Venezuela es libre y soberana..el pensamiento de Nuestro Libertador Simón Bolívar esta mas vivo que nunca y esta presente en los corazones y el pensamiento de todos los venezolanos...recuerden que Venezuela y su Ejercito han sido los unicos en el mundo que han traspasado sus fronteras no para conquistar o anexionar territorios no eso no, sino para brindar la libertad y soberanía a los demas países..diganme ustedes cuantos países han hecho eso...y despues sale el otro diciendo que Chavez no es Bolivariano..como se atreve a decir eso?? que ignorante..gracias a Chavez el pueblo de Bolívar ha despertado con una Revolución del pueblo y para el pueblo bajo el ideal y los lineamientos bolivarianos y protegidos bajo la espada de bolívar que camina por américa latina recordandole a los demás pueblos hermanos que la esencia de los pueblos es ser libres y soberanos y vivir en paz y en igualdad no sobre el yugo y humillacion de imperios capitalistas fascistas y recuerden que Simón Bolívar el libertador dijo: los Estados Unidos de Norteamerica parecen destinados por la providencia a plagar la america y el mundo de hambre y miseria en nombre de la libertad...y bueno por ultimo les digo que si ustedes no conocen como son las cosas en los demás países no opinen diciendo tonterías y cosas sin fundamento, lean, investiguen, pregunten pero no se dejen llevar por una matriz mediatica internacional de corte capitalista, fascista, imperialista que lo unico que hace es engañar a los pueblos y dividirlos para poder aplicar la doctrina del divide y venceras...y sepan que Bolívar dijo un pueblo sin educación es ciego y es artifice de su propia destrucción...no se dejen manipular y no caigan en la ignorancia...

    ResponderEliminar
  4. Mi respetado y estimado "Anónimo". En primer lugar le diría que siempre es de ser valiente y respetuoso dar la cara, no esconder los razonamientos tras un anonimato. Pero como ve y puede comprobar, en este espacio tienen cabida todas las opiniones, siempre desde el respeto. Y en segundo término, un consejo, de su propio texto, y que sirve para todos ... no se dejen manipular y no caigan en la ignorancia... Los pueblos libres no necesitan reprimir a los que piensan diferente, ni los inteligentes se dejan llevar por la verborrea de un dictador.

    ResponderEliminar
  5. Que yo sepa, algunas de las cosas que Bolívar pensaba eran:

    "Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos."

    "Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, ese Estado no debería existir; y al fin no existiría."

    "El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores."

    "Un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el arbitro de las leyes ni del gobierno. Es defensor de su libertad."

    A menos que los chavistas consideren que de algún modo haya cambiado la opinión de Bolívar post mortem... es obvio que el Magno Prócer, El Libertador, estaría en contra de las atrocidades de Chávez.

    ResponderEliminar