martes, 30 de septiembre de 2008

Para la revolución traicionada


Son innumerables las dictaduras que han sido derrocadas por el pueblo, sublevándose contra el tirano de turno y contra la injusticia que representan, pero en su mayoría todas acaban traicionadas desde adentro, por los mismos dirigentes revolucionarios que son aupados al poder casi en volandas por la euforia popular. Las esperanzas se ponen a rebozar y las perspectivas de futuro son capaces de acabar momentáneamente hasta con el hambre que muchas veces sufre el pueblo revolucionado y que le lleva a poner fin a tantas injusticias. Pero pasada la euforia y afianzada la realidad comprueban desengañados que terminan por parecérsele y por imitar sus formas dictatoriales, transformándose en una copia casi exacta de lo derrocado. De igual manera son innumerables los países que parecen tener una relativa mala suerte con los gobernantes que les toca, digo relativa porque en ocasiones es el mismo pueblo el que se deja engatusar, engañar por la verborrea populista de un tirano disfrazado de libertador.

Si uno pregunta en España por Nicaragua las respuestas que encuentra son dispares, estarían las relacionadas con Carlos Mejía Godoy y los de Palacagüina, con sus canciones, con Rubén Darío, con Ernesto Cardenal, con el triste recuerdo del terremoto y sus lamentables consecuencias... pero sin duda la revolución sandinista ocuparía uno de los primeros lugares con todo lo añadido y lo que representa, la contra nicaragüense, la dictadura de los Somoza, etc. Tengo que ser sincero y exponer mi ignorancia hasta no hace mucho sobre Nicaragua, no es que no supiera realmente donde se situaba en el mapa, mis conocimientos sobre este país hermano no eran tan mínimos pero tenía una idea más bien por encima y algo vaga. Por descontado que el nombre de Daniel Ortega era sinónimo de pueblo, de su dignidad, representaba la revolución del sandinismo contra el tirano Somoza, una imagen de mandatario que hasta hace poco la mantuve en mi memoria despues de tantos años.

Digo mantuve porque mi concepto sobre el dirigente revolucionario de antaño se tornó dictador, no por mi parecer sino por sus hechos en el sillón presidencial. El compañero comandante presidente Daniel, como le llama el periodista nicaragüense Eduardo Enríquez, ha traicionado la revolución, la que costó la vida de tantos nicas, la que dejó tantos huérfanos, viudas, discapacitados, que aún hoy se ven por las calles del país centroamericano.
Las circunstancias de la vida pusieron en mi camino a la nación de Sandino y esto hizo que me interesara por sus gentes, por sus realidades sociales, cultura, historia y, aunque no soy un erudito sobre el tema, hoy mi idea de Nicaragua ha cambiado, sigo al corriente los acontecimientos que suceden y los tomó como si de mi propio país se tratara.
Don Adolfo Pérez Ezquivel, premio Nobel de la paz en 1980, dijo: "La verdadera revolución no la hizo la guerrilla sola, la hizo el pueblo de Nicaragua". Pensamiento que comparto, el FSLN no hubiera llegado a ninguna parte sino es porque el pueblo les apoyó y los eligió en sus representantes. Parte de aquellos sandinistas, combatientes y que pertenecieron al primer gobierno revolucionario, desistieron del partido por discrepancias con Ortega, algunos como Carlos Mejía Godoy, Ernesto Cardenal, Dora María Téllez, son perseguidos y al partido que representan ahora, el MRS,, alternativa al poder y oposición clara progresista, ha sido desposeído de la personería jurídica alegando defectos burocráticos dentro de sus estatutos, al igual que al conservador PC, por lo que solo dos partidos se reparten el pastel en las elecciones, el partido de Daniel Ortega y el conservador de Arnoldo Alemán. Éste último ex presidente, fue declarado culpable y con todas las palabras de la ley Ladrón del estado, robó de las arcas cientos de millones de dólares y su pena o condena la cumple en su propio domicilio, son parte de los acuerdos con su socio Ortega, desde hace unos años la unión o sociedad entre ambos han llevado a Ortega a realizar su deseo apoyado por Alemán, el de llegar al poder después de tres intentos infructuosos, ha cambiado las leyes a su antojo y lleva camino de perpetuarse en el poder. La justicia es un escándalo, las cuentas de los presupuestos son un misterio y su esposa Rosario Murillo, una poetisa, pitonisa y hippy de los 60-70, se ha convertido en la dirigente del país junto a su marido. Los reyezuelos de Nicaragua están haciendo de la nación su reino, haciendo y deshaciendo a su antojo, viajando por todo el mundo en aviones alquilados, donde sus siete hijos y familiares directos se pasean junto a ellos, mientras Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre del continente, donde más de la mitad de la población sobrevive con un dólar al día y donde la mortalidad infantil es altísima por malnutrición.

Pero la peor cara de Ortega no la está mostrando ahora, es escandalosamente conocida la historia de la violación durante años a su hijastra, fruto de un anterior matrimonio de Rosario Murillo, Zoilamérica Narváez, como se llama la víctima violada. Desde que era una niña fue repetidamente violada por Daniel Ortega hasta transformarse prácticamente en una mujer, la denuncia de Zoilamérica no surgió efecto por prescribir el delito, no hubo juicio aunque los hechos son una realidad confirmada por testigos. Tuvo que recurrir a Derechos Humanos y después de años esperando el juicio contra Ortega, ahora la hijastra violada ha retirado la denuncia, ha declarado sentirse acosada, con miedo, y las presiones desde el gobierno han podido con la necesidad de justicia, por la joven violada y por tantas mujeres que como ella son víctimas sexuales y a las que representa.
Entre su currículum "honorable" Ortega presume de asesino, acusado por un organismo de derechos humanos de Nicaragua de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos durante los años 80, en su anterior mandato. Daniel Ortega, líder sandinista y presidente de Nicaragua entre 1985 y 1990, fue responsable de la llamada "Navidad Roja", nombre como se le conoce a la operación realizada por el ejercito sandinista para sacar a 8.500 indígenas de sus comunidades a las orillas del río Coco, frontera con Honduras, para evitar que sirvieran de apoyo logístico a la contra. Según la denuncia 64 personas fueron asesinadas, 13 torturadas y 15 desaparecidas, en las comunidades Miskitas ubicadas en el Caribe norte de Nicaragua. Pero aún declarándose responsable no sufrirá castigo alguno por haber prescrito el delito, igual que con el asunto de Zoilamérica Narváez.

Cuando se presentó a las elecciones pasadas lo hizo vestido de cordero, proclamando unidad, reconciliación entre el pueblo, se volvió católico y amigo de la iglesia y ofreció eliminar el hambre que sufre una parte importante de su pueblo. Fueron tantas ofertas electorales que el pueblo después de un ladrón como presidente lo eligió, solo con el 38% de los votos, pero el acuerdo con sus socio Arnoldo Alemán le aupó al poder, es un chantaje constante, Ortega le exige apoyo para sus cambios en el poder y la justicia a cambio de mantenerle en su cárcel de oro, de la que puede salir cuando desee y pasearse por todo el país. Cuando llegó a la presidencia, ganó las elecciones pasadas, se quitó el disfraz y el lobo ha vuelto a las andadas, ni reconciliación ni nada que se le parezca. Sus condicionales convertidos en pandillas, los CPC, acosan, extorsionan, a los que piensan diferente y se atreven a levantar la voz contra Ortega, la represión ha llegado a un punto insoportable, las manifestaciones de pacíficos ciudadanos son contrarrestadas con sus seguidores, pagados con dinero del estado, armados con palos, machetes y armas blancas de todo tipo, cortan carreteras y amenazan a los manifestantes que se dirigen a la ciudad elegida para la manifestación y en las rotondas de las ciudades diariamente montan grupos de "oradores, que piden rezos por la unidad de los nicaragüenses pero que su cometido no es otro que el de la represión y acoso a todo lo contrario a Ortega, a las puertas de las elecciones municipales.
El país no ha hecho más que retroceder en todos los sentidos desde que llegó al poder hace dos años y de todo lo prometido no ha cumplido ni la mitad. Su alianza con él venezolano Hugo Chávez ha creado unos presupuestos paralelos en cubierto, ocultos, con el dinero proveniente del petróleo, cuyas cuentas son un misterio y se teme que esté endeudando a Nicaragua más aún de lo que está. Las libertades están retrocediendo y llevando al país por las mismas sendas de su anterior mandato, dejándolo en la ruina y causando muertes y miseria como nunca antes.
Hace varios días salió en todos los medios una noticia relacionada con una posible estafa, una rocambolesca historia fraudulenta que no se llegó a consumir por percatarse a tiempo de la trama. Un tal Álvaro Robelo, candidato conservador a presidente hace varias legislaturas y que por suerte para los nicaragüenses no ganó, está relacionado con este asunto turbio, con pasaporte diplomático se salvó de la justicia española en este asunto que mueve la llamativa cantidad de 51.000 millones de dólares, en pagarés. Al ex presidente del Real Madrid lo trajinaron para usar su reputación y éste le presentó a un banquero de Córdoba. La trama era unos avales falsos que venían de un banco de Hong kong inexistente, y las escrituras de una organización humanitaria nicaragüense que tampoco existe, la intención no era otra que la de conseguir unos recibos que avalaran esas posesiones para abrir otras cuentas en posibles paraísos fiscales.
Estos fraudes no son nada nuevo, pero yo me pregunto, no acuso por ausencia de pruebas evidentes, pero si soy libre de pensar que después de la "honorable historia" de Ortega, nada de extraño pudiera ser que también esté relacionado para blanquear dinero, más aún cuando a Álvaro Robelo, enemigo político desde siempre, ahora lo nombró embajador itinerante por Europa, después de que el Vaticano rechazara el nombramiento como embajador de la santa sede. ¿Que interés tenía Daniel Ortega para mantener a éste, vicepresidente del quebrado Banco Europeo Centroamericano (BECA), como embajador itinerante?


video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

lunes, 29 de septiembre de 2008

Mirada de filmamento


¿Imaginarían los hermanos Lumiére que su invento llegaría a tener tanta relevancia en el mundo, aquel día 28 de diciembre de 1895, cuando rodaron a los obreros saliendo de la fábrica de Lyon, en Francia. Es muy probable que no, por mucha imaginación que tuvieran.
Probablemente la ilusión producida por la adrenalina que provocó comprobar que su invención daba resultados evidentes les haría imaginarse miles de imágenes y situaciones en el futuro, pero su invento habría de dar para mucho más, más en todas las direcciones a las que se dirija la mirada. La cinematografía no solo se ha revelado como, posiblemente, el mejor de los soportes para el arte, en él caben y se armonizan todas las expresiones sin perder protagonismo en beneficio de otras. Pero más allá del propio arte ha crecido como industria a unos niveles increíbles donde sus protagonistas mejores valorados son alabados como reyes, casi como extraterrestres, idolatrados hasta perder la cabeza, el corazón y el sentido de la razón, por personas que ven en estas estrellas luces, auras atrayentes, como las propias de los profetas. El cine es el filmamento (de film) donde los ídolos no decaen, no se apagan, y aunque se ausenten por las normas lógicas de la existencia siempre continuarán brillando como eternas y errantes estrellas del universo.
El invento de los hermanos Lumiére no necesitó de un marketing especial, ni de estudios de mercado, ni de charlas interminables para convencer de que aquello que proyectaba imágenes en movimiento podría ser un buen negocio, cuando las evidencias son tan claras no necesitan mucho para convencer y bien valida es esta frase para la ocasión: "una imagen vale más que mil palabras". Tanto es así que fue un éxito rotundo, corrió como la pólvora y, no solo en Francia, tanto en Europa como en Estados Unidos ocupó un espacio importantísimo, de primer nivel, en el interés de los ciudadanos.
Para hacernos una idea de lo exitoso e inmediato que fue el asunto solo hay que tener en cuenta el numero de películas rodadas en el primer año por los hermanos inventores, fueron 500 las cintas cinematográficas que rodaron, eso sí, nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día. Todas rodadas en blanco y negro, breves, sin actores ni decorados artificiales, con la ausencia de sonido o montaje y la posición de la cámara fija. Pero su protagonismo pronto fue perdiendo interés en detrimento de otros, el desarrollo de nuevas técnicas interpretativas hizo que los Lumiére pasaran a un segundo plano y una oleada de profesionales relacionados con la interpretación fueron ocupando su lugar, los creadores en la elaboración de los primeros guiones de ficción.
Digamos que fueron dos etapas en este camino de la cinematografía. La primera en blanco y negro y con títulos para aclarar la situación al espectador, algo que no resta importancia a la creación y aunque este tipo de películas que, técnicamente no sincronizaban imagen y sonido, en su mayoría de corte cómico, se nos puede aparentar como un tanto aburridas y no tienen por qué serlo, son verdaderas obras de arte en algunos casos e importantísimas para la historia de la cinematografía, no podríamos entender muchas películas de hoy sin aquellos cortes históricos que nos han marcado las técnicas en la actualidad. El siguiente paso en esta primera etapa fue el sonido, en los años veinte del siglo XX, la aparición de una nueva técnica que permitía agregar una banda sonora sincronizada con la imagen en movimiento dio a la desaparición de músicos en vivo y relatores que hasta entonces amenizaban las cintas.
Aunque para muchos la innovación del sonido, de las bandas sonoras, fue un acontecimiento que marcó el antes y después en la manera de hacer cine, para otros es el color el que marca las pautas del comienzo en el llamado cine postmoderno, tanto por la sucesión del cine clásico como por la proximidad con el postmodernismo. Lo relevante en este medio es la proyección comercial que ha desarrollado, en todos los campos de los que se necesitan participación para la creación de una cinta, una industria creciente que mueve un capital en todo el mundo superior a lo imaginable. Los contratos de sus estrellas son multimillonarios y la influencia de estos ídolos cinematográficos es superior a la de cualquier presidente de gobierno o líder religioso. Pero el cine no son solo los protagonistas principales, las estrellas mundialmente conocidas, existen innumerables profesiones relacionadas con el séptimo arte y tan importantes como los actores y actrices, sin los cuales no serían nada. Son muchos los que interponen el trabajo de un director al del actor, pero otros como los realizadores, guionistas, especialistas en montaje, fotografía, sonido, diseñadores de producción, decoradores, maquilladores, vestuario... también tienen un papel importantísimo para el desarrollo de una película y dependiendo de la calidad profesional el resultado será distinto para desenvolverse el protagonista.
Tal vez sino fuese por la noticia que en estos días aparece por todos los medios y que tristemente nos recuerdan que los grandes genios de la interpretación también son mortales, independientemente de la luz que irradien, tal vez de no ser por la muerte de Paul Newman no habría escrito este articulo, cuyas paginas estaban destinadas a otro tema no menos interesante para mí. Pero el dueño de unas de las miradas más penetrantes, no solo del celuloide, no desmerecía mi aportación, mi humilde aportación a lo que significó para varias generaciones. Un maestro de la interpretación para casi todos los que de una manera u otra el cine representa a la fantasía, que nos transporta a otros mundos y que nos hace ejercer los sentimientos para que no se atrofien, para que no nos convirtamos en inafectados sentimentales y permitir así que la natural libertad de los sentidos se exprese sin tapujos.
Paul Newman nació el 26 de enero de 1925 en Shaker Heights, Ohio, Estados Unidos. Hijo de padre Judío-alemán y madre de origen húngara. Su carrera cinematográfica es una de las más interesantes, actor, director, productor, fue un hombre prolífico en su profesión y galardonado con dos Oscar.
No cabrían los innumerables títulos en este artículo, su currículum inmejorable y sus interpretaciones del mismo calibre. Podría añadir a tantos merecidos reconocimientos una buena relación de títulos, de los que todos recordaremos, pero además de resaltar sus aficiones gastronómicas y automovilísticas, afición que le llevó a ser el piloto más longevo, 70 años, en un equipo ganador en carrera de primer nivel, prefiero reseñar su parte humana por encima de la profesional.
La parte más importante de este hombre, incluso más que su carrera cinematográfica, es la que le llevó a interesarse por los pobres, en 1982 creó una línea de productos alimenticios llamada Newman`s Own que se hizo famosa por una marca de aliño para ensaladas, todos los beneficios obtenidos a través de la marca fueron destinados a la caridad, beneficios que superan con creces los 200 millones de dólares.
Hasta siempre maestro, tu mirada nunca dejará de iluminarnos.


video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

sábado, 27 de septiembre de 2008

Héroes por Europa (contra Hitler)


La historia de la humanidad recoge una lista innumerable de nombres propios catalogados como héroes, leyendas que con el tiempo se van agrandando, se agigantan sus figuras y se recuerdan generación tras generación. En cambio, otros merman popularmente, se esfuman, evaporándose hasta pasar prácticamente al anonimato. Injustamente quedan relegados a un triste recuerdo en cualquier rincón o plazuela de las ciudades, esto en el caso de los más agraciados, en su mayoría no reciben reconocimiento alguno por sus heroicas actitudes que en tiempos pasados significaron ser relevantes para sus ciudadanos en las épocas en las que les tocó convivir.

Los héroes no están hechos por una misma plantilla o molde, los hay como los botones, de distintos tamaños, colores y modelos, alegres y tristes, justicieros y pacíficos, honorables y villanos, y por supuesto no son necesariamente valientes. Por lo general los héroes no se preparan para ello como si de una carrera se tratara, no existen estudios en los que se culminen doctorándose y mucho menos que se les pueden catalogar por unas cualidades determinadas. Para ser héroe se necesita estar en el sitio y en el momento menos adecuado... o proponérselo, alguien que no recuerdo en este momento dijo alguna vez "cuidado con lo que te propones, o sueñas, porque se puede convertir en realidad", pero esto último no garantiza nada, todo lo más puede resultar que nos salga el tiro por la culata y se nos jodan las intenciones.

Pero independientemente de la heroicidad mostrada o del resultado de ésta, la memoria de la humanidad es frágil, ingrata, olvidadiza, quizás porque nuestra historia está repleta de personas generosas, en unos casos, y responsables en otras, que son capaces de exponer sus vidas por salvar las de otros sin importarles el precio y mucho menos el reconocimiento. Alguien que se proponga intervenir solo por alimentar su vanidad, tasando el valor en un hecho notable, nunca se convertirá en héroe porque el interés propio lo deja fuera de este reconocimiento.

Mi intención no es la de hacer de este ramillete de miradas un folletín bélico, de guerras y revoluciones, pero son en estos campos donde suceden, o surgen, acontecimientos, o personas, que terminan por ser reconocidas como héroes, eso sí, más obligados por las circunstancias que les rodean que por propia convicción. Nadie es un héroe hasta que el destino caprichoso lo nombra como tal a los ojos de la historia.

La llamada guerra civil española y la segunda mundial van juntas en la historia, cogidas de la mano, porque si es verdad que a primera vista España quedó fuera de la contienda en la gran guerra europea no fue por neutralidad como nos quisieron hacer ver en el régimen de Franco, fue parte activa de ella, el entremés de este bélico menú. Hitler no invadió España por dos razones, la primera porque se trataba de un régimen aliado que acababa de llegar al poder, y en segundo lugar porque realmente no merecía la pena ni intentarlo, por la razón de que podría ser invadida en cualquier momento y sin esfuerzo alguno, era un país destrozado por tres años de enfrentamiento atroz.

La dictadura franquista siempre mostró el encuentro de Hendaya con Hitler, en la estación de ferrocarril, como una prueba de la valentía del "generalísimo", al que su colega y compinche el general Queipo De Llanos llamaba "Paca la Culona", en los círculos más allegados. La propaganda del régimen franquista proclamaba a los cuatro vientos que si los nazis no invadieron España fue porque el caudillo les paró los pies y se enfrentó a Hitler, nada más lejos de la realidad, todos sabíamos que esto se comenzó a proclamar una vez acabado con el nazismo. La realidad es que España perteneció al bando fascista y la dictadura duró más de cuarenta años por dos motivos, el primero por la complicidad con Hitler y Musolini, y el segundo porque a Estados Unidos les interesó a cambio de instalar bases militares por todo el país, por su importancia geográfica.

Los españoles que tuvieron que huir del país y lo hicieron en dirección francesa se encontraron con que el peligro se mudaba de territorio igual que ellos, que buscaban un país donde refugiarse del terror y se metieron en la boca del lobo sin pretenderlo. Fueron muchos los que perecieron en el país galo, y otros en campos de concentración nazis, en Alemania, Polonia, etc., también los hubo que pudieron cruzar el Atlántico y con ello salvar sus vidas y un buen numero de excombatientes republicanos que se unieron a las fuerzas de la resistencia francesa, que a la postre participaron en la liberación y fueron reconocidos como héroes. Es el caso de la 9ª Compañía, o la Compañía Leclerc, donde destacó el teniente Amado Granell, junto a los españoles que la componían casi en su totalidad. Fueron los primeros en desfilar por las calles de París tras liberarla y el gobierno francés los reconoció como tal, como héroes.

Algunos monumentos en la capital parisina así lo recuerdan, aunque ha tenido que pasar tiempo para el reconocimiento oficial, otra cosa son los reconocimientos populares, los más sinceros pero también los más olvidadizos. Es de justicia recordar siempre a estos heroicos que lucharon por la libertad y en especial al teniente Granell que murió en un accidente de trafico en los primeros años setenta, en la comunidad valenciana. El destino caprichoso quiso que los peligros de la guerra no le afectaran para recuperar la libertad y en cambio a su propia vida no la protegió la fortuna cuando ya no le era útil. Otro héroe español, catalán de Barcelona, fue Juan Pujol, pero éste de significativo resultado y sin pegar un solo tiro o disparo. No se trata de que su participación en el conflicto fuese más valorado o menos, pero si es cierto que su contribución fue determinante en la batalla más importante, la de el desembarco de Normandía.

Consiguió engañar a Hitler y con eso dejó libre el camino para que las tropas aliadas comenzaran la definitiva ofensiva que les llevó a la ocupación de Berlín y con ello la victoria en el enfrentamiento más participativo que se recuerda. Juan Pujol era espía doble y conocido por el código Garbo. Desertó de las filas republicanas y de las franquistas, pero su participación en la guerra fue fundamental. Se ofreció a los ingleses como espía y estos desestimaron su ofrecimiento, pero su deseo de colaborar contra los alemanes, de los que pensaba que acabando con ellos se acabaría con Franco, le llevó a ofrecerse a los nazis, los engañó y desde Lisboa les hizo creer que estaba en Londres, les enviaba información que recopilaba en un mapa de Inglaterra, un manual de términos militares, una guía de navegación marítima y una publicación portuguesa que se llamaba "Flota Británica" y se inventaba nombres de otros espías, hasta que consiguió convencerles y se ganó la confianza.

Entonces se ofreció de nuevo a los ingleses y esta vez sí aceptaron tenerle como espía doble. A partir de ese momento su actividad fue determinante, es el único espía que consiguió el reconocimiento por parte de los nazis con La Cruz de Hierro, y la del gobierno inglés, con la Orden del Imperio Británico. Lo de Garbo fue puesto por sus superiores ingleses, del que decían que era el mejor actor del mundo, por ese motivo la relación con la extraordinaria actriz sueca. Murió en Venezuela, en Caracas, en 1988, después de creérsele muerto por más de cuarenta años.



jueves, 25 de septiembre de 2008

Una mujer llamada... coraje




Desgraciadamente cada día está más extendida la idea de que el crimen organizado forma parte de esa tela de araña cuyo epicentro es el poder político, independientemente de quien gobierne, especialmente hay zonas y países donde los gobernados por conservadores suelen ser los más conflictivos y aunque a priori parecen ser un autentico problema con dimensiones incontrolables para esos países, de repente suceden acontecimientos que los ponen en el punto de mira de la discordia, pasando de ser víctimas a victimarios, cuando aparecen implicados o relacionados con las bandas organizadas.
América latina es sin duda uno de esos focos, una de esas zonas donde la mafia, los secuestros, asesinatos, policías y jueces corruptos, es todo un entramado que se mueve en torno a un punto, el de la droga. Los cárteles se mueven como pez en el agua en un escenario ideal, entre Colombia, Bolivia, Ecuador, etc., hasta México, a las puertas del principal mercado mundial.

La oscura relación de Colombia, o Álvaro Uribe, con Bush y las evidentes simpatías con el presidente de México Felipe Calderón, han colocado en el disparadero de la suspicacia la casual relación entre los gobiernos latinoamericanos conservadores y la violencia organizada. Hace unos días ponía de relieve, en un artículo sobre el tema que me trae hoy, la implicación de Uribe en todo este mundo oscuro, siniestro, de poder y criminalidad, auspiciado por el presidente norteamericano y bajo su protección. La implicación es clara y no caben excusas estratégicas de mantener esa relación con los violentos cárteles por tal de mantener en la zona varios países gobernados por la derecha.

Esta estrategia del ejecutivo estadounidense no es más que pan para hoy y hambre para mañana, los frutos de ese trabajo donde lo más importante son las supuestas cooperaciones con esos gobiernos para luchar contra las bandas de narcotraficantes son un claro fracaso, un boomerang que se multiplica y se convierte en un peligro casi imposible de retener, que da paso a que la América latina se convierta en un inmenso campo de batalla entre bandas y donde los ciudadanos son víctimas, el simple hecho de salir a la calle se puede tornar en una aventura mortal.

Es curioso como estos gobernantes, cuya bandera es la lucha contra la violencia y los narcotraficantes, acaban por destaparse como parte de esos grupos, de una manera o de otra. Ya conocemos la dudosa reputación de Felipe Calderón con respecto a las elecciones que le llevaron a gobernar el país, la falta de transparencia en los comicios y que por un puñado de votos recibió la presidencia de la gobernación de manos de su compañero de partido saliente Vicente Fox en detrimento de López Obrador, representante de la izquierda mexicana. No cabe ninguna duda de que la corrupción se ha instalado en las altas esferas gubernamentales y se pasea como parte importante y decisiva entre las resoluciones judiciales, existe una frase hecha que resume todo lo que está ocurriendo en México sobre este tema tan escabroso, "sino puedes con tu enemigo únete a él", y eso es lo que han hecho. Su particular caballo de Troya, el de la corrupción, ha dinamitado a la justicia de tal manera que cualquier juez, policía o funcionario publico, puede ser un miembro activo de los cárteles de la droga, es por lo que cualquier investigación resulta infructuosa, frustrante, por los existentes vínculos entre el poder del estado y los narcotraficantes.

Ante esta situación los ciudadanos mexicanos se han tirado a la calle, literalmente, para manifestarse contra tanta violencia, asesinatos, secuestros y extorsión. Cientos de miles recorrieron las calles y abarrotaron el Zócalo, clamando paz por un país más seguro donde poder vivir. Este clamor popular ha derivado en una petición por parte del presidente Felipe Calderón, quien ha pedido ayuda a la ONU contra el crimen organizado. Pero aunque parezca que este espinoso asunto es relativamente nuevo es todo lo contrario, hace unos años, y por poner un ejemplo, saltó un escándalo que hacía presagiar lo que se cocía en las cocinas de la corrupción gubernamental. En México, más que combatir contra los cárteles de la droga se hace contra uno u otro determinadamente, dependiendo y en función de las alianzas que se necesiten para gobernar la legislatura.
Mientras Ernesto Zedillo gobernaba en México, en 1997 y según el diario El País, se supo que el general Jesús Gutiérrez Rebollo, quien fue nombrado comisionado del Instituto Nacional para el combate a las drogas y conocido por el sobrenombre de El Zar antidrogas mexicano, que era socio de Amado Carrillo (el Señor de los Cielos) y que todos los operativos que ordenaba para combatir el trafico de drogas lo hacía contra el cártel enemigo, el de los hermanos Arellano Félix. Cuando la agencia antidroga de los EEUU (DEA) exigió a México la detención de Rebollo entregó un informe con una relación de nombres, la de políticos importantes relacionados con esta trama. Fue entonces cuando la policía entró en la mansión del comisionado y descubrió las incomodas pruebas que vinculaban al narcotráfico con el poder político del país.

Pero no todo se cuece en las altas esferas de la política, aquí abajo, al nivel de los ciudadanos, la policía es el fiel reflejo de la ineficacia y la corrupción que vive México. Es mundialmente conocido el feminicidio de la ciudad de Juárez, en el estado de Chihuahua, donde ha habido más de 1060, entre homicidios y asesinatos, en 14 años. Mujeres que perdieron la vida después de ser torturadas y violadas ante la pasividad de la policía, que no hace prácticamente nada por aclarar esos crímenes y a la que se culpan de su posible implicación. La violencia se ha apoderado de las calles y nadie está a salvo, directa o indirectamente, de ser víctima.

Un ejemplo es el que desde hace unos días ocupa las principales paginas de los diarios internacionales, el caso de una madre que se enfrentó a los secuestradores y asesinos de su hijo, un joven empresario al que citaron mediante una guapa mujer y que resultó ser el anzuelo con la que lo engañaron y llevaron a su terreno, al más siniestro que se puede encontrar, al de la muerte. Isabel Miranda trató de localizar a su hijo Hugo en los teléfonos donde podría encontrarlo y viendo que no hallaba respuesta llamó a sus amigos, familiares y empleados de éste. Fue finalmente un empleado quien recordó con quien y en que lugar se despidieron de su hijo el día anterior. Viendo que no aparecía ni daba señales de vida optó por buscarlo por la zona indicada, donde después de tiempo indagando encontró la camioneta de su hijo. Curiosamente la policía judicial estaba en el lugar cuidando el vehículo y preguntando a los vecinos consiguió averiguar lo que sucedía, y cual era el domicilio que habitaban las mujeres que lo atrajeron. Allí supo que la noche pasada se escucharon golpes en el interior del piso y que dos hombres sacaron un cuerpo ensangrentado, por las manchas de sangre que dejaron y que limpiaron vecinos, motivo por el que acudió la policía.

Isabel puso la denuncia contra la desaparición de su hijo y contra un tal Jacobo Tagle, a quien conocían y sospechaban de ser el causante involucrado en el caso. La policía solo hizo poner impedimentos y entorpecer cualquier sospecha e indicio, pero pasados unos días Isabel recibió un comunicado pidiendo rescate por la libertad de su hijo, comunicado que llevó a la policía, pero cual fue su sorpresa cuando en poco tiempo recibió un segundo comunicado que le reprochaba haber llevado el primero a la policía, cosa que despejó toda duda de que la policía y los secuestradores estaban comunicados entre sí. Ella pidió pruebas de que su hijo aún se mantenía con vida y nunca más recibió noticia alguna. Después de meses investigando por cuenta propia toda la familia, amigos y empleados, consiguieron el paradero de una de las implicadas y mediante ésta a su pareja, un policía judicial de Morelos, al que detuvieron ayudados por una patrulla de policía que ocasionalmente pasaba por el lugar cuando se enfrentaban a él armado y amenazándoles con disparar. Seguidamente fueron unos tras de otros los miembros de la banda los que cayeron en manos de la justicia aunque alguno todavía sigue en libertad y prófugo de la justicia. Hugo Wallace Miranda aún no ha sido encontrado, al que dan por muerto según los secuestradores, asesinado el mismo día en que lo secuestraron. Tuvo que ser su madre, una mujer con coraje la que puso su vida en juego por liberar a su hijo del que ya solo espera que pronto aparezca su cuerpo para dar fin a esta terrible pesadilla.


video


http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

martes, 23 de septiembre de 2008

El maleficio de la mariposa



"Primero. En todo gremio que se produzca una huelga o el abandono de servicio que por su importancia pueda estimarse como tal, serán pasados por las armas todas las personas que compongan la directiva del gremio y además un número igual de éste discrecionalmente escogidos. Segundo, que en vista del poco acatamiento que se ha prestado a mis mandatos advierto y resuelvo que toda persona que resista las ordenes de la autoridad o desobedezca las prescripciones de los bandos publicados o que en lo sucesivo se publiquen también serán fusilados sin causa propia".
Esta conducta pone de relieve la represión que se llevó en toda España desde que comenzó el conflicto que derivó en una guerra mal llamada civil, fue una guerra contra los españoles orquestada por los fascistas europeos, Musolini y Hitler, que tuvo como aliados a un puñado de militares entre los que se encontraba Franco.

Las primeras palabras de este articulo pertenecen al general Queipo de Llano, una orden dirigida a la comandancia de la guardia civil de Aznalcázar (Sevilla) el 23 de julio de 1936, cinco días después del alzamiento fascista que truncó el sueño de un país democrático y las vidas de media España, entre las víctimas de la guerra, los exiliados y los represaliados y asesinados después del conflicto armado, porque las represalias no acabaron hasta bien entrada la década de los 50.
El poco acatamiento al que se refiere el general es la voluntad del pueblo que se vio obligada por las armas a acatar las órdenes de un grupo que apenas significaban un puñado en cada localidad. Pero el hambre, el miedo, la falta de armamento frente al arsenal que Hitler y Musolini pusieron en manos de los militares sublevados, más los mercenarios musulmanes de África y los soldados italianos entre otros, junto con los falangistas (que no consiguieron un solo escaño para el parlamento en las elecciones anteriores) pusieron al país doblegado a sus pies. Destruyeron la legalidad establecida mediante las urnas y el terror vestido de muerte, represalias y barbarie, recorrió la piel de toro de punta a punta. Fue el resultado después del intento fallido de golpe de estado por los militares, no consiguieron su propósito intentando derrocar al presidente de la república y poco tiempo después comenzaron uno de los capítulos más crueles de nuestra historia. Eran años donde el caciquismo, el abuso de poder, el analfabetismo y la miseria, asolaban a una nación en manos de unos pocos, dueños de tierras y voluntades, que temían por perder sus privilegios y antes de que el gobierno republicano pusiera pie a tanta injusticia lo derrocaron por medio de una guerra cruel.

Pero esta espiral de muertes y violencia ensangrentada de unos pocos contra la mayoría del pueblo indefenso continuó de la manera más vil y la llamada post-guerra fue un autentico genocidio más de dos décadas después del final de la guerra. Los asesinatos selectivos continuaron arropados por los fascistas en el poder.
Las carreteras y caminos se llenaron de fosas comunes que aún hoy todavía trabajan por recuperar los cuerpos y darles sepultura dignamente, las llamadas asociaciones por la recuperación de la memoria histórica. Son varias las generaciones de españoles las que han fallecido sin poder encontrar a sus muertos, asesinados como perros a las afueras de las ciudades y pueblos, en lugares desconocidos donde son difíciles de hallarlos. El miedo y la represión han acallado las voces de los contados testigos que se llevaron consigo y a sus tumbas los testimonios para recuperar la dignidad de tantos inocentes que sacaron de sus hogares en la noche, los montaban en camiones y nunca más volvieron sus familiares a saber de ellos. Por poner un ejemplo diré que en la provincia de Huelva fueron asesinadas 6.0 19 personas de las que solo 386 lo fueron tras sentencia de consejo de guerra.

Después de tantos años por fin un juez ha sacado a la luz una herida que no cicatriza y que desde unos años a esta parte, desde el 2000, se han reproducido las asociaciones que trabajan desinteresadamente por esclarecer lo acontecido después de la guerra. Son cientos de miles los casos que el juez Garzón ha recibido de manos de estas asociaciones e instituciones públicas, archivos de municipios, de comunidades y cuerpos de seguridad. Es la iglesia en su mayor parte y los ayuntamientos los que tienen esos datos que harían dar con tantos desaparecidos, ya que eran enterrados muchos de ellos en las fosas comunes de los cementerios pertenecientes a ayuntamientos e iglesias. Pero los eclesiásticos no parecen estar por la labor de recuperar la memoria histórica, ni la iglesia ni los conservadores, quizás porque en ambos casos fueron participes de esa barbarie, los curas porque eran los que denunciaban a los ciudadanos por comunistas, a los que más tarde los falangistas apresaban y fusilaban, además de apropiarse de las posesiones del asesinado. Y en segundo lugar los conservadores, los que se niegan con la excusa de que es abrir de nuevo heridas del pasado. Estas heridas nunca se han cerrado, han estado siempre en carne viva desde entonces, pero claro, a nadie le gusta que le recuerden que sus antepasados fueron asesinos fascistas, autores de las máximas y más crueles actitudes criminales.

Es extraña la familia que no tiene una historia relacionada con esta barbarie, calladas por el miedo, por la represión y que ahora las nuevas generaciones queremos que la historia ponga al dictador y a su régimen en el lugar que les pertenecen. No podemos consentir que el tirano muera en su cama y que queden impunes tanta crueldad, que no solo Dios y la historia los juzguen, la justicia de los hombres, la del pueblo que masacró también está en su derecho de pedirle responsabilidades. Pero quizás esto quede para un segundo plano, en el primero esta la dignidad de tantos hombres y mujeres asesinados por venganza. Para comprender hasta que punto fueron crueles les recordaré que hace un tiempo y al parecer en una provincia andaluza, más concretamente en Huelva, desenterraron los cuerpos de seis personas asesinadas, una madre embarazada y cinco menores de edad.

En mi caso particularmente y familiar añadiré dos casos, el primero mi abuelo, cuyo delito fue abandonar un cortijo en Alcalá la Real, Jaén, cuando se encontró entre los dos frentes. Mi abuelo era un pobre hombre analfabeto que se encargaba de cuidar dicho cortijo y temiendo el peligro que suponía para su familia, su mujer y seis hijos pequeños, huyó de la finca por miedo y se dirigió donde estaba lo legalmente establecido, la república. Cuando acabó la contienda la dueña del cortijo, una señorita de Madrid que nunca había visitado Andalucía, lo denunció por abandono de la finca y por comunista, esto último era suficiente para asesinar a una persona. Primero fue pena de muerte, después lo dejaron en cadena perpetua y por fin, después de veinte años de trabajos forzados lo dejaron en libertad. El segundo caso fue el suegro de éste, mi bisabuelo, que no tuvo tanta suerte y fue fusilado, aunque por caprichos del destino pude encontrar su enterramiento, una fosa común en el cementerio de San Rafael de Córdoba. Una mañana, hace varios años, fui a las oficinas del cementerio a informarme donde podrían estar enterrados los restos de mi bisabuelo, para un asunto de herencia familiar de poca monta, una casa de parientes lejanos que no tuvieron hijos y que habría que repartir entre más de veinte sobrinos. El destino quiso que por aquellos días estuvieran de obra, reparaciones del edificio, y me dijeron que si quería que mirara en aquellos libros apilados en un rincón, mugrientos y muy deteriorados, eran los libros de registro de los años posteriores a la guerra. Fue asombroso comprobar como las causas de tantos muertos era la de desconocida, muchos de ellos con una referencia en común "moro". Toda la mañana husmeando entre aquellos libros me llevaron hasta el paradero de mi antepasado, estaba enterrado en una fosa común y como tantos decía desconocer las causas de su muerte, todos los familiares sabíamos que fue fusilado aquella noche en la que se lo llevaron los falangistas, después de la guerra.

Las víctimas de la guerra fueron muchas y de distinta ideologías, de un bando y de otro, con víctimas inocentes por cada lado, aunque especialmente por el bando de los perdedores, fue la represión posterior lo que deja un sentimiento de impotencia, de injusticias por abuso.
La víctima más significativa fue Federico García Lorca, que fue asesinado al principio de la contienda. Cuando comencé a escribir este artículo lo llamé El maleficio de la mariposa por el nombre de una obra de teatro de la que era autor el granadino universal, por la similitud entre el titulo y el contexto en el que se enmarca su vida y obra. Pero como la historia de Federico es conocida por todos, o al menos en su mayor parte, solo haré de él un breve reseña, en cambio el titulo lo dejaré por lo que tiene en común con la II República, fue breve en existencia, fresca y alegre como la esperanza que la envolvía y rodeada de maleficio por como sucumbió, como tragedia con un largo preludio.



video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

lunes, 22 de septiembre de 2008

De imperialismos, oligarquías y dictador televisivo


En la mayoría de las ocasiones es fácil de comprobar que quien acusa de manera continuada y desaforada a otro termina por parecérsele y actuando como el acusado, especialmente cuando se trata del poder, de la política. Los radicalismos, no importa de donde vengan, son dictatoriales e irrespetuosos con las libertades del que opina de otra manera y por lo tanto nada saludable para la convivencia entre los pueblos. De la convivencia estable también es sabido que solo se consigue con la democracia, es el mejor soporte para el desarrollo de los pueblos, del progreso de las comunidades y por lo tanto del bienestar de los ciudadanos. Es en este enclave, en este estado de gobierno, donde la alternancia en el poder se presta a que todas las ideas y pensamientos se realicen apoyadas por el pueblo, los ciudadanos se convierten así en responsables de sus decisiones, representados por sus gobernantes elegidos en los comicios.
Quien me lee y me conoce sabe de mi pensamiento progresista, evidente y con marcado acento, pero de igual manera son sabedores que mi progresismo no tiene venda en los ojos, para mi punto de vista son tan dañinos los populismos de izquierdas como los neoliberalismos, de los dos extremos salen siempre perjudicados los ciudadanos, unos más que otros pero en igual medida dependiendo de los ideales en el poder. Las oligarquías no tienen porque ser necesariamente sinónimo del capitalismo, usado contra estos por las dictaduras marxistas leninistas, porque es en eso en lo que se convierten al hacerlo precisamente en dictadura, en estos tipos de gobierno son los allegados al poder los que disfrutan de privilegios y libertades en detrimento de los que piensan diferente y no comulgan con sus ideas. Es por eso por lo que la democracia, a mi entender, es la manera más justa de gobierno y la que ofrece mayor libertad, libertad democrática que comienza justamente donde lo hace el respeto hacia el otro, al que opina y piensa diferente.

Cuando se habla políticamente de América latina siempre se vuelca la mirada al pasado, al más reciente, donde las dictaduras militares, en su mayoría fascistas, surgían como amapolas en campos primaverales, desde el cono sur hasta el istmo, y con la única excepción de Cuba, que rompió con lo establecido hasta entonces en cuestión de regímenes dictatoriales y quizás fue ella la que propició que florecieran otras apoyadas por el imperialismo norteamericano, por el temor a que se reprodujeran como la mala hierba por el continente y acabaran por convertirse en el peor y más cercano enemigo. Pero si miramos a nuestro alrededor nos damos cuenta que la situación ha cambiado, indudablemente para mejor, hoy solo queda Cuba, eterna y orgullosa en su lucha contra el imperialismo y "las oligarquías", de las dictaduras que gobernaron en Latinoamérica, los dictadores están en sus peores días y no son tiempos propicios para su existencia. Las inclinaciones políticas en la actualidad van más hacia la izquierda y las democracias se han hecho fuertes en terreno propicio para los "salvadores de patrias", propicio por la pobreza que acarrean como un estigma muchos de los países que componen el continente sudamericano. Pero dentro de esta inclinación progresista existen dos corrientes y aunque forman parte de la misma ideología se muestran y se desarrollan de manera diferente, una formada por la no radicalización en lo que vendría a llamar socialismo-democrático y que curiosamente se muestran más estabilizadas social y políticamente, por consiguiente crecen más y mejor como países al utilizar inteligentemente el equilibrio. Y la otra más populista, donde las voces contradictorias se alzan cada vez con más fuerza y por lo tanto se han convertido en inestables e inseguras, a lo que viene a representar que su crecimiento no es lo mismo que las anteriormente mencionadas.

En la corriente socialista-democrática se capta una forma más moderada y no por eso menos eficaz, el Chile de Michelle Bachelet, el Brasil de Lula, la Argentina de Cristina Fernández de Kirchener o el Uruguay presidido por Tabaré Vázquez muestran una imagen renovada, actualizada, y sus conquistas sociales y económicas, en algunos casos, son ejemplo a seguir por otros. En la otra parte populista y comandada por el presidente venezolano Hugo Chávez, sitúo a los que llamaré socialistas-democráticos-radicales, pues si bien están constituidos como democracias también es verdad que en algunos casos dejan mucho que desear, sus faltas de libertades y sus actitudes partidistas y partidarias los acercan más a dictaduras como la cubana que a la propia democracia. Estos son, junto con Venezuela y Cuba, la Bolivia de Morales y la Nicaragua de Daniel Ortega.
Existe otro cause entre las dos corrientes o vertientes a los que incluiría en el primer grupo, pero tal vez aún sea demasiado pronto para catalogarlos, son Ecuador, presidido por Rafael Correa y Paraguay donde recientemente ganó las elecciones Fernando Lugo, por supuesto que no me olvido de las restantes naciones latinoamericanas, pero su protagonismo entra en un segundo plano en este articulo aunque igualmente respetuosas e importantes.
El protagonismo populista de Chávez ha pasado de ser un personaje especial en la política, para unos gracioso y para otros atrevido, a convertirse en la viva estampa de un dictador. Sus antecedentes golpistas en la intentona para derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez lo ponen en la piqueta de la realidad, sus ansias populistas ya las mostró el mismo día de su rendición, del frustrado golpe donde murieron 50 personas y más de 100 heridas, pidió hacerlo ante las cámaras de televisión y consiguió convertir su derrota militar en un triunfo, con un mensaje que convenció a los venezolanos que en un alto porcentaje pasaban hambre.
Pero sus verdaderas intenciones han enseñado los colmillos y su actitud ha sido la de cualquier dictador pero llegando a la presidencia mediante los votos de los venezolanos, los mismos que les pararon las ansias de perpetuarse en el poder cambiando la constitución en un referéndum que denegó su propuesta. El recorte de libertades a todos los niveles de la república venezolana, el control de todas las instituciones a su arbitrio, los beneficios del petróleo destinados a la compra de armamento, el enfrentamiento con todos los que no se suban a su carro revolucionario, no solo con los Estados Unidos de los que ha hecho su enemigo natural con vistas a sus seguidores en impresentables actitudes en su programa de televisión semanal. Son innumerables sus acciones antidemocráticas las que le han colgado el sambenito de dictador, la última fue esta semana pasada cuando expulsó a los representantes de HRW cuando presentaron un informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela y la falta de libertades, expulsión que ha condenado la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

Sería necesario un interminable artículo donde exponer todo lo que ha sumado para que su imagen en el mundo se vea tan desgastada y más aún cuando Venezuela es uno de los países protagonistas en este último informe de la FAO, relativo al hambre en el mundo. Un país donde la violencia está entre sus problemas principales y donde las desigualdades continúan evidentes.
Su "anti-imperialismo" desaforado no le ha restado para unirse a los que se conocen como imperialistas, estos son Rusia y China, a los que sus divisas del petróleo le ha comprado un enorme arsenal y trata de formar un nuevo club con los que pasearse ante los ojos de los norteamericanos, el club de los oligarcas, pues solo hay que mirar a la Rusia de Putin y a la China comunista, banderas del recorte de libertades y donde los derechos humanos tienen menos valor que una "jícara de chocolate", por poner un ejemplo, para darse cuenta por donde van los tiros, y sinceramente, prefiero lo malo conocido que lo bueno por conocer, porque si este es el deseo y ejemplo para su pueblo, el de las dictaduras oligarcas, apaga y vámonos.



video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

domingo, 21 de septiembre de 2008

Del armario a los altares (hasta que la muerte los separó)

Probablemente entonces no pensaría Juan Pablo II que proclamar venerable al cardenal Newman, en 1991, supondría un chino en el zapato, una incomodidad para la iglesia católica a las puertas de su canonización por la "heroicidad de sus virtudes". Más bien será un premio por su transfuguismo de la iglesia anglicana a la católica y por ser el más ilustre de los conversos ingleses, se convertiría en el primer santo procedente del anglicanismo si Benedicto XVI culmina el proceso canónico, uno de sus guías intelectuales.
John Henry Newman nació en Londres a comienzos del siglo XIX, en 1801, en el seno de una familia acomodada pues era hijo de banqueros. Tuvo el privilegio de estudiar en una de las más selectas universidades, en Oxford, donde también fue profesor durante décadas, lugar en el que se estrenó como pastor de la iglesia anglicana en 1825.
El llamado Movimiento Oxford, al que lideró, se creó con la intención de restituir a la iglesia anglicana el derecho a considerarse como la católica o la ortodoxa dentro de la iglesia, aunque sin romanizarse. Fueron años en los que escribió algunas de sus grandes obras. Pero fue en 1845 cuando se convirtió al catolicismo después de abandonar la Universidad de Oxford tres años antes porque sus propuestas reformistas chocaban con las jerarquías, retiro que dedicó al estudio y la meditación. Fundador de la Universidad Católica de Dublín, algunas de sus ideas como la relación de fe y razón, o sobre el pensamiento dentro de la iglesia, se plasmaron en el Concilio Vaticano II y fue nombrado cardenal por León XIII en 1879. Murió a los 89 años de edad, hace 110 años.
Este es un resumen de lo que la iglesia católica aceptaría como la biografía de un ilustre y prolífico eclesiástico, que escribió una treintena de libros y entre los que solo una novela tiene cabida, Calista, de 1855.
Pero su parte molesta, que no oculta, es su conocida homosexualidad. Ya creaba polémica en su época por su afeminamiento y las amistades íntimas que mantenía, las cuales fueron comidilla que crearon revuelos, aunque no es la primera vez que se airea este asunto. Más ahora que Benedicto XVI pretende remover la tumba del cardenal Newman para agilizar su beatificación, pero necesita el permiso del gobierno británico para trasladar la tumba desde Rednall hasta la basílica de Birmingham, con la intención de que los peregrinos veneren al beato en un lugar apropiado. Esto no supondría inconveniente alguno sino fuese porque se violaría la voluntad expresa del cardenal de ser enterrado junto al hombre que amó y con el que compartió treinta años de su vida.
Los activistas gays británicos usan para proclamar su homosexualidad la oración fúnebre que dedicó a su colaborador y amante, el padre Ambrose St. John, 15 años más joven que él y fallecido en 1875. Fueron 15 años los que le sobrevivió y del que dijo que "había amado con un amor tan fuerte como el amor de un hombre por una mujer". Estas fueron sus propias palabras y por las cuales la iglesia quiere ocultar la homosexualidad del futuro beato y uno de los más ilustres pensadores, profanando su tumba y anulando el deseo del propio Cardenal Newman.
Es evidente que la iglesia católica siempre ha odiado a los homosexuales, o al menos siempre los ha despreciado y tratados con la punta del pie, como si de una enfermedad contagiosa se tratara. No es nueva esta actitud del Vaticano, donde según estudios realizados por la revista Newsweek el 50% de sus miembros podrían serlo y a los que se culpan, desde Roma, de todos los males relacionados con la pederastia y el abuso de menores. Claro que de los abusos a niñas no se habla, y cuyas cifras son igual de escandalosas, solo de los niños.
En estos tiempos donde los escándalos por abusos a menores han puesto el grito en el cielo, la iglesia pretende dejar de ordenar a homosexuales, sin saber como lo harán pues esa condición no siempre es visible, lo que deja intuir que la caza de brujas se realizará a capricho de según quien. La imagen que pretende dar el Vaticano no es otro que canalizar todas las culpas sobre la homosexualidad, cuando el problema es central y no es otro que la represión y el secreto sexual de los religiosos, que los convierte en seres acomplejados y en muchos casos enfermos sexuales, por no poder realizar un ejercicio tan natural para el ser humano. Unas de las decisiones tomadas al respecto, por los cardenales estadounidenses y el Papa en Roma, es crear un equipo que a través de "visitas apostólicas" se pueda inspeccionar los 220 seminarios de este país y el resto de instituciones de preparación, para comprobar si se está impartiendo una doctrina moral y ortodoxa dentro de sus aulas. Esto da muchas lecturas y la primera que se me ocurre es que los seminarios estadounidenses bien pudieran ser "unas casas de locas", donde Sodoma y Gomorra se quedan minúsculas en comparación.
Ni tanto ni tan calvo, esto no es nuevo en la iglesia ni tampoco la persecución de los homosexuales, es verdad que algunas citas existen en el Antiguo Testamento pero lo ocurrido en Sodoma tiene que ver más con una deficiencia en la hospitalidad que con una condena a la homosexualidad. También la biblia habla de la esclavitud haciendo una apología y no por eso la iglesia dejó de ser una de las principales voces contra la esclavitud. Del mismo modo la mujer es maltratada entre sus paginas sagradas, de la que dice que "es una vergüenza que la mujer hable en la iglesia" o que "si hay algo que deseen saber que se lo pregunten a sus esposos en casa", sin embargo gracias a la inteligencia humana se ha tomado otra actitud hacia ellas. ¿Por qué no hacen lo mismo con respecto a la homosexualidad?
Hay que recordar que el celibato no es ninguna norma que prohíban las santas escrituras, pues Pedro, el primer Papa, era casado. La norma de castidad creada en el siglo XII tiene más razones políticas que de otra índole, Jesús no exigió nada al respecto, fue una invención para administrar los pases de bienes, las herencias, de esta manera no existirían hijos a los que dejarles sus propiedades.
Pero esto surgió efecto solo a medias, porque si es verdad que la institución abarca una buena cantidad de las herencias, en la mayoría de los casos lo heredan familiares directos.
Un ejemplo que reúne varios temas, como el de la homosexualidad y las herencias, es el de el párroco de Villafranca de Córdoba, Tomás Pérez Escudero de 75 años, al que asesinó supuestamente un joven rumano de 22 años, Vasile Tudose. Al cura asesinado se le conoce por dos vertientes, la de los que le defienden por ser un buen hombre hasta los que dicen de él que le gustaba los ambientes nocturnos y las "extrañas y jóvenes compañías", y según las declaraciones del presunto asesino mantenía una larga relación sexual, además de trabajar para el cura, el que dejó de herencia, supuestamente a los familiares, tres vehículos, un Toyota Corolla, un Mercedes, un todo terreno y una finca a las afueras del pueblo. Un cortijo con alberca y embarcadero en el Guadalquivir, que alquilaba para bodas, de las que tenía el monopolio en Villafranca.
Pero esto no era nuevo, hace menos de una década, la guardia civil recibió una denuncia de una madre por las supuestas relaciones con un chaval de la zona, aunque aquella investigación nunca llegó ante los Jueces, como tantos otros casos.

video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

sábado, 20 de septiembre de 2008

Bloqueo al Son


Es tanto lo que ofrece Cuba cuando se trata de escribir sobre ella que siempre conlleva una sensación añadida, se termine de la manera que se termine, es la de haber dejado algo atrás sin contar. En cualquiera de los campos y en la dirección que se tome, la mayor isla de las Antillas aporta temas de toda índole y a cual más diverso. Su historia muestra pasajes para todos los gustos desde la llegada de Colón en el primer viaje y apostaría que anterior a esta fecha, en las que las carabelas arribaron en su costa oriental, también se escribirían paginas interesantes desde su nacimiento como isla. Pero eso sería alargarnos demasiado en el tiempo y, como digo, ofrece tanto este país que desde este mismo momento tendré que empezar a resumir, sino quiero caer en la tentación de meterme en un largo, aunque placentero, viaje entre páginas de mi ordenador y con Cuba en el horizonte.
Enumerar los peligros que asechan a esta isla por su situación geográfica llevaría un extenso comentario, desde los caprichosos huracanes que se forman y dañan al Caribe, donde casi siempre es víctima por varios de ellos al año, hasta su enemigo más pegajoso, su vecino del norte. Se podría decir que desde que consiguió sacudirse de su colonizador europeo a finales del siglo pasado, se le agarró gringolandia como una lapa y que para Cuba ha significado lo que para una miss una erupción cutánea en uno de sus pómulos. Una desagradable convivencia que no ha dejado desarrollarse como país en toda su plenitud, debido a la guerra en cubierto que los gringos le declararon desde que se cansaron los cubanos y les dieron la patada en el trasero. Es algo de lo que aún hoy, y después de tantas idas y venidas en la historia, no han conseguido sobreponerse los norteamericanos.
Para los Estados Unidos no cabe duda que Cuba es la asignatura pendiente, desde Vietnam o incluso desde antes, ningún país se le ha resistido tanto a sus ansias imperialistas. Han pasado presidentes de diversa ideología, guerras en casi todos los continentes donde los Yanquis han sido los protagonistas, pero por encima de todo la revolución cubana y su comandante Fidel Castro han sobrevivido con gallardía, con una dignidad que solo la muerte del dictador podría derrotar y aún así no las tiene todas ganadas el Imperialismo americano.
Cuando digo dictador lo hago sin esconder ninguna de sus letras, sería mentirme a mi mismo si hiciera lo contrario. La dictadura socialista cubana no es un paraíso, no es el idílico país que siempre soñamos, los cubanos y los foráneos, entre estos los españoles, porque la relación que para nosotros significa Cuba es la de casi una provincia hermana, sin sentimiento paternalista ni colonizador, soy critico con la actitud de mis antepasados con respecto a la colonización pero tampoco estaré cada día rasgándome las vestiduras por algo de lo que me siento inocente y por supuesto que simpatizo más con los latinoamericanos de hoy que con mis antepasados invasores.

Grigolandia ha mostrado su doble moralidad en todos los fregados donde se ha metido, sin importarles el dolor y sufrimiento que han provocado a lo largo de su dilatada sombra, injusticias y regueros de sangre siempre fueron sus cartas de presentación allá por donde pasaron. Su poderío económico y militar no les ha aportado un mínimo de respeto por los demás pueblos que no han aceptado su soberbia, a los que siempre se han presentado como los dueños de la verdad, invadiendo y destruyendo países a su antojo sin otras excusas que la de velar por la libertad y la democracia, algo que siempre ignoraron cuando se trató de intereses económicos vestidos de petróleo, armamento o la usurpación de la riqueza de otras naciones, en estos casos fueron ellos, los gringos, los que provocaron golpes de estado y los auparon y protegieron en el poder, dictaduras que aún hoy y después de tanto tiempo pasado ponen los pelos de punta.
Raro es el presidente estadounidense que no tiene un conflicto armado en su historial, heredados o iniciados en su mandato de turno. La guerra de Irak, Afganistán, los problemas con Pakistán, las amenazas a Siria, Irán, Corea del Norte, el apoyo a Israel en su lento genocidio contra el pueblo palestino, sus aireadas enemistades con Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Rusia... un largo currículum bélico y medio mundo en su punto de mira por sus chulescas imposiciones imperialistas de obligar a los demás países a doblegarse a sus normas mediante amenazas invasoras. A los Estados Unidos se le ha perdido el respeto y ya son muchos frentes los que tienen abiertos en su contra, sus intentos de desestabilización en Bolivia se han dado con un canto en los dientes al encontrarse con el respaldo de los países sudamericanos para la continuidad de la democracia que preside Evo Morales y donde los ultraconservadores han intentado desestabilizar el país seguramente buscando una nueva dictadura militar apoyada por gringolandia. Los tiempos de las dictaduras genocidas patrocinadas por los norteamericanos han pasado a mejor vida y por seguro que no florecerán otras Argentina, Chile, Uruguay, España... sí España, porque no hay que olvidar que Franco continuó en el poder por interés de Estados Unidos, llenó de bases navales el territorio español y les importó un comino que continuara matando demócratas, a los que todavía hoy se buscan por las cunetas de los caminos españoles, sacados de sus casas por la noche, fusilados y enterrados en fosas comunes por los afines al régimen fascista de Franco, solo por ser republicanos, demócratas. Estos dictadores a los que protegieron parece ser que no eran un problema para la libertad y democracia que defienden los norteamericanos, en cambio Cuba sí, es el ejemplo de la doble y falsa moralidad de quienes se creen con el derecho de la verdad.

Esta actitud de Cuba, aunque no comulgue con su falta de libertades, es digna de admirar por su orgullo, por su entereza a la guerra en cubierto que Estados Unidos le declaró sin alardes oficiales. Me supongo que nunca creyeron en la resistencia de los cubanos, que día a día desde hace décadas, prácticamente desde la revolución, desde 1959, ha tenido que luchar contra el embargo económico, contra un bloqueo injusto que para nada lo sufre el gobierno presidido por Castro. Es un castigo a los cubanos, el pueblo es el que ha sufrido este injusto castigo por apoyar un tipo de régimen, porque no olvidemos que cuanto más castigaron más unidos se mostraron junto a su comandante. Pese al bloqueo constante que no permite a terceros países abrir comercio con Cuba, los logros en sanidad, educación y otros campos de la ciencia y la investigación son un hecho reconocido por todo el mundo y me pregunto que hubiera sido de Cuba sin esta presión continuada que solo pretende que los cubanos se levanten contra Fidel Castro. Pero los hijos de Cuba conocen bien su historia, saben que su país lo convirtieron los gringos en el burdel de América y que pese a las carencias, la pobreza e incluso la falta de libertades, Su comandante ha entregado su vida por la revolución, por la dignidad de su pueblo, a todos por igual.

Los últimos huracanes han mermado esa resistencia, no en espíritu pero sí en necesidades, que por mucha lucha no es suficiente cuando un país pobre como el cubano sufre las envestidas de la naturaleza. El gobierno cubano ha pedido al gobierno Bush que levante el bloqueo económico por un tiempo determinado para que la población no sufra las carencias visibles, pero la respuesta que han encontrado los cubanos es la misma de los últimos casi cincuenta años.
El cinismo del presidente de los estados Unidos, al que las asociaciones de disidentes han pedido que afloje las tuercas del embargo por un tiempo, ha sido ofrecer a Cuba un puñado de dólares, a lo que Fidel se ha negado a aceptar, pues lo que pide son prestamos, no que le regalen una limosna que no solucionaría nada.
Esto demuestra que la falsedad imperialista es su bandera, que no les importan ni las libertades, ni las democracias, ni los pueblos, ni la vida humana, que sus fines son controlar el mundo y todas sus riquezas. Por estas razones es por lo que Cuba es ejemplo para los oprimidos y las simpatías hacia su heroica actitud llegan a cualquier parte del mundo, a pesar de ser el único país de latino América donde se reprimen todas las formas de disensión política.


video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

jueves, 18 de septiembre de 2008

El valor de la vida



De todos los artículos que he escrito quizás éste sea el más doloroso, existen a lo largo y ancho de este mundo injusticias de todos los colores, siempre tristes, penosos, pero cuando se trata del hambre pocas cosas hay que las superen. Este jinete del apocalipsis, desbocado, no tiene límite, nunca se siente satisfecho y galopa cruel por las sendas del que menos tiene. Las diferencias del mundo no han hecho más que agrandarse con la globalización, lejos de beneficiarse los pobres con el acercamiento de las distancias ha producido un efecto contrario y mientras que las grandes multinacionales cierran los ejercicios anuales con ganancias, los países pobres también suman en esta lista vergonzosa a la que nos hemos acostumbrado y nos resulta poco más o menos que incomoda. Incomoda por lo que molesta ver en las noticias estas situaciones de calamidad en el momento de nuestro almuerzo, incomodas porque nos hacen sentirnos culpables y preferimos mirar para otro lado, incomodas porque en el fondo somos participes, culpables, de la situación de miseria en la que mal viven y mueren de hambre muchos seres humanos en el mundo.

La FAO nos muestra informes relativos al hambre muy a menudo, y aunque siempre queda la esperanza de que los buenos propósitos acaben por superar el traumático padecimiento de tantos seres hambrientos, de igual manera acaban por desalentarnos, por desilusionarnos, lejos de reducir las cifras de padecimientos se multiplican en cada estudio al respecto.
Hasta hace poco se tenía como meta el año 2015, para "Alcanzar la seguridad alimentaria" y "Reducir a la mitad el número de personas subalimentadas, como muy tarde", pero lamentablemente la fecha se ha trazado nuevamente. Ahora es el 2150, el año para el que tendríamos que tener hechos la mitad de los deberes, haber puesto fin a esta injusticia de la que pretendemos que alguien haga algo por nosotros, que remedie el problema, pero nadie va a venir a remediarnos nuestra incomoda actitud.
El valor de una vida tiene distinto precio dependiendo de donde provenga y a quien pertenezca. Si es allegado nuestro podríamos hacer lo inimaginable porque no sufra necesidades, si es un desconocido que vemos en plena calle a plena luz del día la pena nos hace sentirnos obligados a socorrerle, un poco como por compromiso y otro tanto por nuestro remordimiento, aunque si conseguimos pasar por delante del necesitado y superar los tres pasos que nos separen entonces es un problema resuelto, uno se sacude las pulgas y continuamos nuestro camino ajeno a lo que hubiera significado unos sentimos de euro o un simple bocadillo para el pedigüeño. Pero si se trata de unos seres, que nos muestra la televisión o los informativos en cualquier soporte, que mueren de hambre por no poderse llevar a la boca un pedazo de pan, entonces solo son segundos lo que nos afecta, nos mostramos doloridos, apenados, indignados por tanta injusticia social, pero pocas veces se nos ocurre colaborar para que el hambre no arrebate la vida de ese millón de niños que mueren al año, uno cada cinco segundos.
Si nos paráramos a pensar cual es el precio por salvar una vida, en cualquiera de los países donde la miseria se ha instalado, por las causas que fuesen, si realmente tuviésemos una pizca de conciencia, a este jinete del apocalipsis no le quedaba más remedio que desistir de su crueldad, el hambre quedaría reducido a un mal recuerdo y 925 millones de personas cada año no perecerían por inanición.
Se dice pronto, 925 millones de personas cada año, ¿realmente se han puesto a pensarlo? En el penúltimo informe de la FAO eran 850 millones los que fallecían por la falta de alimento, que aumentaba un 4% cada año, pero en este informe reciente se han añadido 75 millones de personas más. Las causas parecen ser la subida de los precios de los alimentos, lo que ha propiciado una nueva ola de hambrunas, arrastrando un centenar de millones de personas al umbral del hambre en África, Asia y el Caribe, que ha generado grandes revueltas y hasta la caída del gobierno de Haití, el país más pobre de América.
En la cumbre de Roma los donantes se han comprometido a contribuir con más de 6.500 millones de dólares para la lucha contra el hambre y la pobreza. Pero uno se pregunta para qué servirá todo eso, cuando se destruyen toneladas de alimentos en el mundo cada día, para mantener los precios del mercado y que no propicie una bajada por la excedencia de producción. Estas actitudes son de un cinismo escandaloso.

Hace poco tiempo el presidente de los Estados Unidos de América culpaba al presidente de Brasil de ser el causante de la subida de los precios en la alimentación, por la producción de bioetanol que bien es sabido en Brasil se produce con la caña de azúcar y para muchos el combustible del futuro, Pero Lula le respondió que era el menos indicado para culparle y señalarle con las manos manchadas de petróleo y carbón, acusándole de especular con el combustible fósil.
La subida del petróleo en estos meses de atrás ha provocado que los precios se suban por las nubes y los alimentos sean prácticamente inalcanzables para muchos millones de personas en el mundo, mientras que los especuladores y dueños de los pozos petrolíferos árabes se pasean por el planeta despilfarrando millones de dólares en lujos y caprichos. Recientemente uno de estos afortunados con turbante ha comprado el club de fútbol inglés Manchester City, ha pagado una cantidad desorbitante por el brasileño Robinho y amenaza con fichar a los mejores jugadores del planeta, no importa el precio, ya ha declarado que pretende fichar al portugués Cristiano Ronaldo, jugador del Manchester United, por el que harán una oferta de 170 millones de euros, cosa de locos. Lo primero que pienso es en cuantas vidas humanas salvaría de una muerte segura todo ese dinero, evitando que el hambre se las arrebatara de los brazos de sus madres.
Ante todo esto uno se siente impotente, no encuentro explicación ante tanta falta de humanidad y no comprendo como se puede dormir tranquilo ante tanta irresponsabilidad humana.
Para situaciones como estas, injustas e incomprensibles, por las que mi madre se muestra indignada, tiene ella una frase que define lo que siente y hoy quiero terminar haciéndola mía, y dice así: "Estas cosas hacen que me hierva la sangre".


video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/