martes, 30 de septiembre de 2008

Para la revolución traicionada


Son innumerables las dictaduras que han sido derrocadas por el pueblo, sublevándose contra el tirano de turno y contra la injusticia que representan, pero en su mayoría todas acaban traicionadas desde adentro, por los mismos dirigentes revolucionarios que son aupados al poder casi en volandas por la euforia popular. Las esperanzas se ponen a rebozar y las perspectivas de futuro son capaces de acabar momentáneamente hasta con el hambre que muchas veces sufre el pueblo revolucionado y que le lleva a poner fin a tantas injusticias. Pero pasada la euforia y afianzada la realidad comprueban desengañados que terminan por parecérsele y por imitar sus formas dictatoriales, transformándose en una copia casi exacta de lo derrocado. De igual manera son innumerables los países que parecen tener una relativa mala suerte con los gobernantes que les toca, digo relativa porque en ocasiones es el mismo pueblo el que se deja engatusar, engañar por la verborrea populista de un tirano disfrazado de libertador.

Si uno pregunta en España por Nicaragua las respuestas que encuentra son dispares, estarían las relacionadas con Carlos Mejía Godoy y los de Palacagüina, con sus canciones, con Rubén Darío, con Ernesto Cardenal, con el triste recuerdo del terremoto y sus lamentables consecuencias... pero sin duda la revolución sandinista ocuparía uno de los primeros lugares con todo lo añadido y lo que representa, la contra nicaragüense, la dictadura de los Somoza, etc. Tengo que ser sincero y exponer mi ignorancia hasta no hace mucho sobre Nicaragua, no es que no supiera realmente donde se situaba en el mapa, mis conocimientos sobre este país hermano no eran tan mínimos pero tenía una idea más bien por encima y algo vaga. Por descontado que el nombre de Daniel Ortega era sinónimo de pueblo, de su dignidad, representaba la revolución del sandinismo contra el tirano Somoza, una imagen de mandatario que hasta hace poco la mantuve en mi memoria despues de tantos años.

Digo mantuve porque mi concepto sobre el dirigente revolucionario de antaño se tornó dictador, no por mi parecer sino por sus hechos en el sillón presidencial. El compañero comandante presidente Daniel, como le llama el periodista nicaragüense Eduardo Enríquez, ha traicionado la revolución, la que costó la vida de tantos nicas, la que dejó tantos huérfanos, viudas, discapacitados, que aún hoy se ven por las calles del país centroamericano.
Las circunstancias de la vida pusieron en mi camino a la nación de Sandino y esto hizo que me interesara por sus gentes, por sus realidades sociales, cultura, historia y, aunque no soy un erudito sobre el tema, hoy mi idea de Nicaragua ha cambiado, sigo al corriente los acontecimientos que suceden y los tomó como si de mi propio país se tratara.
Don Adolfo Pérez Ezquivel, premio Nobel de la paz en 1980, dijo: "La verdadera revolución no la hizo la guerrilla sola, la hizo el pueblo de Nicaragua". Pensamiento que comparto, el FSLN no hubiera llegado a ninguna parte sino es porque el pueblo les apoyó y los eligió en sus representantes. Parte de aquellos sandinistas, combatientes y que pertenecieron al primer gobierno revolucionario, desistieron del partido por discrepancias con Ortega, algunos como Carlos Mejía Godoy, Ernesto Cardenal, Dora María Téllez, son perseguidos y al partido que representan ahora, el MRS,, alternativa al poder y oposición clara progresista, ha sido desposeído de la personería jurídica alegando defectos burocráticos dentro de sus estatutos, al igual que al conservador PC, por lo que solo dos partidos se reparten el pastel en las elecciones, el partido de Daniel Ortega y el conservador de Arnoldo Alemán. Éste último ex presidente, fue declarado culpable y con todas las palabras de la ley Ladrón del estado, robó de las arcas cientos de millones de dólares y su pena o condena la cumple en su propio domicilio, son parte de los acuerdos con su socio Ortega, desde hace unos años la unión o sociedad entre ambos han llevado a Ortega a realizar su deseo apoyado por Alemán, el de llegar al poder después de tres intentos infructuosos, ha cambiado las leyes a su antojo y lleva camino de perpetuarse en el poder. La justicia es un escándalo, las cuentas de los presupuestos son un misterio y su esposa Rosario Murillo, una poetisa, pitonisa y hippy de los 60-70, se ha convertido en la dirigente del país junto a su marido. Los reyezuelos de Nicaragua están haciendo de la nación su reino, haciendo y deshaciendo a su antojo, viajando por todo el mundo en aviones alquilados, donde sus siete hijos y familiares directos se pasean junto a ellos, mientras Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre del continente, donde más de la mitad de la población sobrevive con un dólar al día y donde la mortalidad infantil es altísima por malnutrición.

Pero la peor cara de Ortega no la está mostrando ahora, es escandalosamente conocida la historia de la violación durante años a su hijastra, fruto de un anterior matrimonio de Rosario Murillo, Zoilamérica Narváez, como se llama la víctima violada. Desde que era una niña fue repetidamente violada por Daniel Ortega hasta transformarse prácticamente en una mujer, la denuncia de Zoilamérica no surgió efecto por prescribir el delito, no hubo juicio aunque los hechos son una realidad confirmada por testigos. Tuvo que recurrir a Derechos Humanos y después de años esperando el juicio contra Ortega, ahora la hijastra violada ha retirado la denuncia, ha declarado sentirse acosada, con miedo, y las presiones desde el gobierno han podido con la necesidad de justicia, por la joven violada y por tantas mujeres que como ella son víctimas sexuales y a las que representa.
Entre su currículum "honorable" Ortega presume de asesino, acusado por un organismo de derechos humanos de Nicaragua de genocidio y crímenes de lesa humanidad cometidos durante los años 80, en su anterior mandato. Daniel Ortega, líder sandinista y presidente de Nicaragua entre 1985 y 1990, fue responsable de la llamada "Navidad Roja", nombre como se le conoce a la operación realizada por el ejercito sandinista para sacar a 8.500 indígenas de sus comunidades a las orillas del río Coco, frontera con Honduras, para evitar que sirvieran de apoyo logístico a la contra. Según la denuncia 64 personas fueron asesinadas, 13 torturadas y 15 desaparecidas, en las comunidades Miskitas ubicadas en el Caribe norte de Nicaragua. Pero aún declarándose responsable no sufrirá castigo alguno por haber prescrito el delito, igual que con el asunto de Zoilamérica Narváez.

Cuando se presentó a las elecciones pasadas lo hizo vestido de cordero, proclamando unidad, reconciliación entre el pueblo, se volvió católico y amigo de la iglesia y ofreció eliminar el hambre que sufre una parte importante de su pueblo. Fueron tantas ofertas electorales que el pueblo después de un ladrón como presidente lo eligió, solo con el 38% de los votos, pero el acuerdo con sus socio Arnoldo Alemán le aupó al poder, es un chantaje constante, Ortega le exige apoyo para sus cambios en el poder y la justicia a cambio de mantenerle en su cárcel de oro, de la que puede salir cuando desee y pasearse por todo el país. Cuando llegó a la presidencia, ganó las elecciones pasadas, se quitó el disfraz y el lobo ha vuelto a las andadas, ni reconciliación ni nada que se le parezca. Sus condicionales convertidos en pandillas, los CPC, acosan, extorsionan, a los que piensan diferente y se atreven a levantar la voz contra Ortega, la represión ha llegado a un punto insoportable, las manifestaciones de pacíficos ciudadanos son contrarrestadas con sus seguidores, pagados con dinero del estado, armados con palos, machetes y armas blancas de todo tipo, cortan carreteras y amenazan a los manifestantes que se dirigen a la ciudad elegida para la manifestación y en las rotondas de las ciudades diariamente montan grupos de "oradores, que piden rezos por la unidad de los nicaragüenses pero que su cometido no es otro que el de la represión y acoso a todo lo contrario a Ortega, a las puertas de las elecciones municipales.
El país no ha hecho más que retroceder en todos los sentidos desde que llegó al poder hace dos años y de todo lo prometido no ha cumplido ni la mitad. Su alianza con él venezolano Hugo Chávez ha creado unos presupuestos paralelos en cubierto, ocultos, con el dinero proveniente del petróleo, cuyas cuentas son un misterio y se teme que esté endeudando a Nicaragua más aún de lo que está. Las libertades están retrocediendo y llevando al país por las mismas sendas de su anterior mandato, dejándolo en la ruina y causando muertes y miseria como nunca antes.
Hace varios días salió en todos los medios una noticia relacionada con una posible estafa, una rocambolesca historia fraudulenta que no se llegó a consumir por percatarse a tiempo de la trama. Un tal Álvaro Robelo, candidato conservador a presidente hace varias legislaturas y que por suerte para los nicaragüenses no ganó, está relacionado con este asunto turbio, con pasaporte diplomático se salvó de la justicia española en este asunto que mueve la llamativa cantidad de 51.000 millones de dólares, en pagarés. Al ex presidente del Real Madrid lo trajinaron para usar su reputación y éste le presentó a un banquero de Córdoba. La trama era unos avales falsos que venían de un banco de Hong kong inexistente, y las escrituras de una organización humanitaria nicaragüense que tampoco existe, la intención no era otra que la de conseguir unos recibos que avalaran esas posesiones para abrir otras cuentas en posibles paraísos fiscales.
Estos fraudes no son nada nuevo, pero yo me pregunto, no acuso por ausencia de pruebas evidentes, pero si soy libre de pensar que después de la "honorable historia" de Ortega, nada de extraño pudiera ser que también esté relacionado para blanquear dinero, más aún cuando a Álvaro Robelo, enemigo político desde siempre, ahora lo nombró embajador itinerante por Europa, después de que el Vaticano rechazara el nombramiento como embajador de la santa sede. ¿Que interés tenía Daniel Ortega para mantener a éste, vicepresidente del quebrado Banco Europeo Centroamericano (BECA), como embajador itinerante?


video

http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.5/es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada