viernes, 1 de agosto de 2008

¿Cuándo comenzó el futuro?



Es muy probable que si nos propusiésemos analizar el futuro irremediablemente lo asociaríamos con ordenadores, naves espaciales y viajes por el universo. En contra, si lo hiciésemos pensando en el pasado, sin remedio, nos vendrían a la mente algunas ruinas arqueológicas o imágenes basadas en siglos pasados.

Esto sería lo normal entre comillas, lo anormal, también entrecomillado, es lo que me sorprendió al leer un diario nacional y encontrarme una noticia que bien podría tratarse de una escena perteneciente a la película El Planeta de los Simios.

El hallazgo sucedió en el año 1900, cuando unos pescadores de esponjas marinas la encontraron entre los restos náufragos de una galera romana. No le dieron más importancia que la que puede tener un cacharro de bronce oxidado, lleno de herrumbre.
Pero para los científicos no pasó desapercibido el descubrimiento, se trataba de "La Maquina Antikythera" y durante estos años la intriga fue su más fiel compañera, hasta que llegaron a la conclusión del verdadero hallazgo, el encuentro con la astronomía de hace 2100 años, que ahora florecen los primeros secretos de esta maquinaria que parece sacada del futuro.

La noticia la he encontrado en la revista Nature, del 31 de Julio del 2008, de la que ofrezco su dirección. http://www.nature.com/nature/videoarchive/antikythera/.
En ella podrán encontrar toda la información que a mi personalmente me ha fascinado y me ha hecho pensar en los descubrimientos y los logros de la humanidad que se han perdido para siempre por causas diferentes, entre ellas por el miedo a la superioridad del otro, las religiones, las invasiones de culturas por otras ignorantes y por las inclemencias meteorológicas, lo que bien pudiera ser la causa en este caso, entre otras.

La fotografía muestra un fragmento de los 82 que se conservan, solo este trozo de Antikythera contiene 27 engranajes, esto nos da la idea de la complejidad de esta maquina y lo que supone para su tiempo, una verdadera computadora, una muestra palpable de que el futuro comenzó hace muchos años, tantos como la propia humanidad lleva a sus espaldas.

Por medio de rayos x en tres dimensiones han examinado el artefacto "del futuro" y han conseguido leer los nombres de todos los meses que aparecían en él.
Sobre 19 años de calendario los científicos han descubierto el ciclo de los juegos que celebraban las ciudades griegas esporádicamente y que cada cuatro años culminaban en los Juegos Panhelénicos, además de los cálculos astronómicos.
Una calculadora básica de tiempo y celebraciones en la antigua Grecia.

Pero también tiene sus lados oscuros, sus dudas, se pensaba que provenía de Rodas, del Este griego, pero los glifos estudiados tienen una nomenclatura de los meses usada en Corinto, al Oeste de Grecia. Este detalle hace que no coincidan en el tiempo, porque si los romanos destruyeron la ciudad en el año 146 a.C. y la maquina fue construida entre los años 150 y 100 a.C. lo más probable, al menos eso parecen indicar las pistas, es que saliera de Occidente, de Siracusa, colonia corintia del sur de Italia, lugar donde vivió y murió el matemático y astrónomo Arquímedes.

De todas maneras, la realidad es la que hay, una maquina que 2100 años después de su creación nos sigue sorprendiendo por su ingeniería y exactitud. Y es que, como decimos en mi tierra, "Yo no sé hasta dónde vamos a llegar con tanto adelanto".

No hay comentarios:

Publicar un comentario