lunes, 4 de agosto de 2008

¿Creacionismo? No, Gracias.

Me gusta Darwin, su teoría de la evolución y todo lo que representa. Me siento orgulloso de formar parte de la cadena evolutiva que dieron al traste con las rancias conjeturas religiosas, propuestas y obligadas, como únicas alternativas a la presencia y existencia del ser humano en la tierra y de todo lo que le rodea y significa.
Un soplo de aire fresco para la humanidad y una zancadilla para los vividores de lo incierto que, sin escrúpulos ni fundamento, imponen una teoría interesada, para después, con el tiempo, hacerla única verdad a base de suposiciones, dudas y posibilidades. Es lo de siempre, el falso rumor que de tanto repetirlo se convierte en verdad sin contradicciones.
Este auge del creacionismo no es nada nuevo, más de lo mismo, la sociedad avanza y los panfletos ultra conservadores cambian de diseño, de distintas maneras y diferentes mecanismos para llegar, como antaño, al indeciso, al débil, al inseguro...a todos los seres humanos que a falta de conocer quienes somos y de donde venimos nos agarramos a un clavo ardiendo, que nos de una cierta seguridad, aunque en el fondo no creamos en su veracidad puesto que nadie puede confirmarlo, nadie, ni siquiera aquellos que hablan y predican en el nombre de dios. Nadie puede tratar de convencer a nadie para su causa aprovechando el desconocimiento de lo que se representa.

¿Quien me puede garantizar que dios existe? Los dioses habitan en el deseo del ser humano y los hacemos a nuestra imagen y semejanza, al contrario de como predican. Por muy creyente en dios que sea un asesino siempre lo imaginará desde su punto de vista, la de un criminal.

No me gustan los dioses, ninguno, ni los profetas, ni santos, ni seres angelicales, aunque creo en la buena fe de las personas, respeto sus creencias y me identifico con los demás, débil e inseguro en ocasiones, por la duda que engendra el desconocimiento, pero digno de mi naturaleza humana.
No me gustaría creer que soy superior a cualquier persona, ni ser vivo, por el solo hecho de pensar que hay un dios que nos mira de diferente forma y nos eligió, con distinto rango y rasero, otorgando derechos y negaciones por decreto, por antojo celestial.

Nuevo diseño, nuevos tiempos, distintas necesidades y diferentes maneras de evangelización. "Diseño Inteligente" es el nuevo "grito de guerra" de la corriente ultra conservadora, que se propone erradicar de los colegios las enseñanzas naturales basadas en la teoría de la evolución que nos dejó, como regalo maravilloso para los seres humanos, Charles Robert Darwin. Pero el contenido es el mismo, la ultra derecha, los ultra nacionalistas y la ultra prepotencia de creerse superior a cualquier ser vivo es la teoría que pretende obligar a los niños estadounidenses a estudiar en los colegios y erradicar las enseñanzas científicas, las que Darwin estudió en la naturaleza y que durante un siglo ha marcado el camino para la investigación del genoma .

No me gusta el diseño inteligente, me gusta lo imperfecto, lo diferente, lo natural, lo que no pasa por manos perfectas, lo que paso a paso se supera por la propia necesidad de la evolución.
Es la prueba evidente de lo que es la propia vida, simple e inconformista, que no se rinde ante las adversidades que se presentan y que según sean estas así responde la vida creando escudo.
Las generaciones se hacen inmunes a enfermedades y estas buscan la manera de continuar reproduciéndose...y todo esto dicen que lo creó un ser inteligente superior. ¿De que color tiene la piel, que raza, condición social...? Este es el segundo paso, el mismo de siempre. También los de raza negra eran inferiores durante unos siglos de nuestra vida diseñada inteligentemente, una vergüenza para la humanidad, y la mujer con rango inferior al hombre, y los homosexuales, y los disminuidos físicos, y los de síndrome de Down...

Son los mismos que predican el diseño inteligente los que en otras épocas crearon la inquisición, quemaban a los diferentes y los mataban en nombre de ese ser superior, es la misma teoría adaptada a nuestro tiempo.
Quemaron a personajes como Miguel Servet, por el solo hecho de descubrir la circulación de la sangre, con leña verde, recién cortada, para que la agonía fuese más lenta...Cuanto cinismo y cuanta crueldad en el nombre del diseñador inteligente.

No me gusta el Creacionismo, prefiero a Darwin, a su teoría, y me siento feliz cuando la evolución es lo creíble, lo demostrable, cuando la naturaleza es la inteligente, sin manipuladores que nos obliguen a pensar en lo contrario por intereses propios.
I love Darwin.






1 comentario:

  1. Excelente, escribes muy bien, te felicito y estoy de acuerdo en todo lo que dices =D

    ResponderEliminar